Sociedad y Cultura

ALUMNOS DEL MÁSTER EN ÁREAS PROTEGIDAS, RECURSOS NATURALES Y BIODIVERSIDAD DE LA UNIVERSIDAD DE MURCIA HACEN SUS PRÁCTICAS EN FUENTE DE COLUMBARES

ALUMNOS DEL MÁSTER EN ÁREAS PROTEGIDAS, RECURSOS NATURALES Y BIODIVERSIDAD DE LA UNIVERSIDAD DE MURCIA HACEN SUS PRÁCTICAS EN FUENTE DE COLUMBARES

Una veintena de jóvenes desarrollan distintas investigaciones enmarcadas en la asignatura taller interdisciplinar de interpretación del medio natural

● Murcia, 16-04-2024    

Alumnos del Máster Universitario en Áreas Protegidas, Recursos Naturales y Biodiversidad de la Universidad de Murcia han realizado este fin de semana sus prácticas en el Centro Medioambiental y de Energía Solar Fuente de Columbares, sede de la Fundación Desarrollo Sostenible, donde han desplegado distintas investigaciones enmarcadas en la asignatura Taller Interdisciplinar de Interpretación del Medio Natural.

La casi veintena de jóvenes que han acampado de viernes a domingo en estas instalaciones de la sierra de Columbares, en el corazón del territorio búho, ha llevado a cabo un primer reconocimiento del hábitat y de la flora para después proceder a la instalación de trampas para el muestreo de la fauna polinizadora y de artrópodos terrestres.

Las actividades han incluido también un itinerario de identificación de huellas y señales de fauna y la colocación de cámaras de fototrampeo, así como el análisis de la biodiversidad acuática de las charcas de Fuente de Columbares. Igualmente, se han realizado muestreos de aves y de vegetación, y un taller de anillamiento de avifauna cerraba el completo programa de acciones en el medio natural.

La puesta en común de todas las observaciones, dirigida por Francisco Robledano, coordinador del Máster y patrono de Fundación Desarrollo Sostenible (FDS), y Rosa Gómez, profesora responsable de este Taller Interdisciplinar, daba cuenta de los datos recabados, las dificultades encontradas o el aprendizaje atesorado.

Entre los hallazgos más sobresalientes se incluye la observación o escucha de hasta 40 especies de aves, como un águila real por la mañana, un búho real al atardecer y, por la noche, al autillo. En el anillamiento, sin embargo, apenas cayeron dos mitos y dos mirlos. Una pelea entre grajillas y cernícalos en los alrededores de un nido llamó también la atención de los estudiantes.

A lo largo del itinerario de huellas y señales aparecieron, entre otros, rastros de zorro, garduña y un posadero de búho real, en cuya egagrópila descubrieron los restos de un erizo a modo de caparazón de púas. En el fototrampeotambién localizaron un jabalí y en un camino se cruzaron con un juvenil de serpiente de escalera.

Las trampas hundidas en el suelo y utilizadas para el estudio de artrópodos terrestres dieron sus resultados. Buscaban principalmente coleópteros, porque son buenos indicadores de la calidad ambiente y relatan si el suelo está más o menos compactado, su nivel de recursos o su fragmentación. En ellas hallaron además, arácnidos, muchas abejas solitarias y mosquitos, entre otras capturas.

Trampas de colores

En el estudio de polinizadores se usaron envases trampa rellenos de agua jabonosa y tapas de distintos colores para atraer, teóricamente, a distintos animales objetivo: amarillo para las avispas y abejas, azul apara abejas y coleópteros (escarabajos), y blanco para coleópteros. El trabajo rindió resultados independientes del color, obteniendo en general mucho coleóptero, muy pocas abejas y baja diversidad.

Los muestreos de flora buscaban analizar distintas unidades ambientales, como la umbría, el matorral de zona árida, los cultivos, pinares o roquedos, con especial hincapié en las especies amenazadas. Este trabajo les permitió constatar que la ausencia de lluvia ha provocado que casi ninguna especie se encontrase en flor, y pudieron comprobar el decaimiento en concreto del romero y del enebro, considerados buenos indicadores del estado general de la flora.

La visita a Fuente de Columbares les permitió también conocer las acciones que lleva a cabo la Fundación Desarrollo Sostenible, con sus distintas vertientes desde la educación ambiental a las energías renovables, así como cuestiones de gestión, desglosadas por Emilio Ballester, presidente de la entidad, y Virginia Guillén, coordinadora de Programas. “La filosofía del centro es lo que estáis viendo: demostrar que se puede vivir sin estar conectado a la red y que se puede avanzar tecnológicamente y adaptarse al entorno”, les subrayó Ballester, quien también recalcó “el valor que esto tiene para ser modelo y entender cómo funciona la naturaleza y adaptarse a ella”.

Del trabajo de campo, los estudiantes han de pasar ahora al laboratorio para terminar de identificar algunas muestras y confeccionar después un documento que expondrán en un mini-congreso.

Más conocimiento científico y trabajo real

Un taller intenso que contó también con la participación de reconocidos profesores de la UMU, como Miguel Ángel Esteve, Julia Martínez, Pedro Sánchez o Pilar de la Rúa, y que tiene una visión ligada al incremento del conocimiento científico y su aporte a la sociedad, sin olvidar la necesaria inserción en el mundo laboral. Francisco Robledano, que además de director del Máster es profesor titular del Departamento de Ecología e Hidrología del Área de Ecología de la Universidad de Murcia, explica al respecto que “a partir de este taller pueden salir tesis doctorales y documentos de importancia para la sociedad, que aborden aspectos como la regeneración de diversas áreas o el turismo ornitológico. Un Trabajo de Fin de Máster sobre insectos polinizadores puede dar lugar a una publicación científica”, detalla.

Rosa Gómez, que también es doctora en Biología, agrega que “éste es un proyecto de múltiples facetas que es muy interesante, y un ejemplo real que es importante trasmitir. Este trabajo permite saber, por ejemplo, qué unidades ambientales van a tener mayor valor ecológico o la importancia de mantener las zonas de cultivo, y poder valorar opciones de gestión conociendo su estatus”, señala.

Robledano ahonda además en que “el análisis que se expondrá como trabajo final es un texto real que podría serle de utilidad a los propietarios de un terreno en estudio”, como lo será para Fundación Desarrollo Sostenible en esta primera ocasión en la que acoge el desarrollo del taller.

Para Gómez, este primer año en Fuente de Columbares ha sido satisfactorio al haber encontrado “unas infraestructuras muy cómodas y un entorno ideal” para estas prácticas, para las que precisa “sitios que reúnan una heterogeneidad ambiental notable, contrastes y diferentes áreas ambientales, y una logística que te permita alojamiento y la colocación con seguridad de instrumental como las cámaras de fototrampeo”.

A su vez, Robledano valora que el espacio “ofrece una extensión suficiente de terreno natural y semi-natural para hacer este taller interdisciplinar que conjuga todos los saberes del Máster, y hacerlo en un contexto ideal de trabajo intensivo y de reconocimiento de choque del espacio para que genere conocimiento y soltura de técnicas en el campo”.

Un esfuerzo que se valora desde FDS: “Nos vais a permitir saber más de este espacio y de una forma sistemática, a verlo con otros ojos”, les ha agradecido Emilio Ballester, presidente de FDS.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba