Sucesos

Desmantelan un punto de manipulación y venta de cocaína en Calasparra​

Desmantelan un punto de manipulación y venta de cocaína en Calasparra

▪ Se ha detenido a los ocho integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de delito de tráfico de drogas 

▪ En el registro efectuado se ha incautado gran cantidad de cocaína, otros útiles relacionados con el tráfico de drogas, armas y objetos sustraídos

▪ El cabecilla utilizaba su domicilio para ‘cocinar’ y distribuir grandes cantidades de cocaína

Murcia, 15 de septiembre de 2023. La Guardia Civil de la Región de Murcia y la Policía Local de Calasparra han desarrollado la operación ‘Ruku’, una investigación iniciada para perseguir el tráfico de drogas en el municipio calasparreño, que se ha saldado con la desarticulación de un activo punto de manipulación y venta de drogas, principalmente cocaína.

En la operación se ha detenido a los ocho integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de delito contra la salud pública, por tráfico de drogas, y se ha incautado alrededor de un millar de dosis de cocaína, básculas de precisión, otros útiles empleados para la manipulación y el preparado de las dosis, armas cortas y objetos procedentes de robo obtenidos, al parecer, como moneda de cambio por ventas de droga.

En el marco de los servicios establecidos para prevenir y perseguir el tráfico de drogas, efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana de la Benemérita abrieron la operación hace unos meses para investigar una serie de indicios que apuntaban a una alta actividad de venta de cocaína en Calasparra.

Los guardias civiles comprobaron que el epicentro de la actividad delictiva se encontraba en una zona aislada de la periferia del municipio y establecieron la principal línea de investigación en los extrarradios para localizar la vivienda utilizada como punto de venta de droga e identificar a las personas que se encontraban tras la actividad delictiva investigada.

Para ello, entre otras actuaciones, la Guardia Civily la Policía Local de Calasparra establecieron un amplio dispositivo de vigilancia que, poco después, permitió ubicar la vivienda utilizada como punto de venta.

Centrada la logística de la trama delictiva, se identificó a un nutrido grupo de personas que, presuntamente, se encargaban de la adquisición, manipulación y distribución de la cocaína, comprobando, además, que en ocasiones cobraban las ventas de droga con efectos sustraídos.

Elevadas medidas de seguridad

Los investigadores averiguaron que la vivienda que se utilizaba como punto de venta de drogas era el domicilio habitual del líder de la trama, que estaba dotada de un elevado número de medidas de seguridad. Su aislada ubicación, integrada en el interior de una parcela vallada y con perros de razas potencialmente peligrosas, una puerta de acceso blindada, un sofisticado sistema de alarma y varias armas cortas distribuidas por el interior del domicilio eran algunas de las numerosas medidas de seguridad tomadas por el grupo delictivo que, además, dificultaron enormemente la investigación.

Finalizada la fase de investigación y previa autorización judicial, los guardias civiles y los policías locales de Calaparra, con su unidad canina, llevaron a cabo la entrada y el registro de la vivienda, en la que hallaron gran cantidad de cocaína, armas cortas, diversos dispositivos electrónicos, básculas de precisión y útiles empleados para el tratamiento y distribución de la cocaína. También se localizaron durante el registro diferentes objetos sustraídos posiblemente obtenidos a cambio de droga. 

La mayor parte de la cocaína incautada se encontraba en estado rocoso, lo que evidencia,junto con los útiles localizados para el tratamiento y corte de la droga, que el principal sospechosoutilizaba el domicilio, no solo para la venta, sino para ‘cocinar’ o manipular la cocaína. 

En el interior de la vivienda registrada, los agentes localizaron una pequeña habitación que presuntamente se utilizaba para ‘cocinar’ la cocaína. Este proceso de tratamiento y adulteración les permitía aumentar considerablemente el número de dosis y por tanto el valor de ganancias obtenido tras su comercialización.

La fase de explotación de la operación ha concluido recientemente con la localización y detención de los ocho integrantes del grupo delictivo, como presuntos autores de delito contra la salud pública, por tráfico de drogas.

El desarrollo de la operación ‘Ruku’ ha permitido erradicar un activo punto de tratamiento y venta de gran cantidad de cocaína en el municipio calasparreño.

Ingreso en prisión del líder de la trama

Los detenidos, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz (Murcia), que ha decretado el ingreso en prisión del cabecilla del grupo delictivo desarticulado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba