Región

Educación traslada al Ministerio su desacuerdo con los nuevos currículos de la LOMLOE

Educación traslada al Ministerio su desacuerdo con los nuevos currículos de la LOMLOE 

Campuzano solicita a la ministra la “necesidad de incluir más saberes básicos en la organización del currículo que sean comunes para el alumnado de todo el país” 

La consejera de Educación y Cultura, María Isabel Campuzano, trasladó hoy a la ministra de Educación, Pilar Alegría, su preocupación por el retraso en la tramitación de los reales decretos de currículo de Educación Primaria y Secundaria. Petición que se produjo en la Conferencia Sectorial de Educación, celebrada esta tarde de manera telemática, donde Campuzano intervino en diferente ocasiones para presentar a la ministra y a sus homólogos en las comunidades autónomas sus propuestas para mejorar las deficiencias que está provocando la LOMLOE.  

Campuzano también manifestó su lógica preocupación porque transcurridos once meses desde la publicación de la nueva Ley de Educación, “el Ministerio no ha sido aún capaz de publicar  las enseñanzas mínimas, lo que está retrasando enormemente la tramitación de los decretos autonómicos de currículo que deberán estar aprobados antes del inicio del próximo curso”. 

A pesar de que la Consejería de Educación ya está trabajando en los borradores de los decretos de currículo autonómicos, Campuzano señaló que “su tramitación está paralizada hasta que el Ministerio publique los reales decretos”, lo que supondrá acortar en exceso los plazos de tramitación de la normativa autonómica.  

La titular de Educación también solicitó a la ministra la “necesidad de incluir más saberes básicos en la organización del currículo que sean comunes para el alumnado de todo el país”. Señaló a Pilar Alegría la “excesiva carga ideológica” que se desprende del diseño curricular de determinadas áreas. Para la Consejería de Educación un currículo de enseñanzas mínimas para el conjunto del Estado debe basarse en “criterios objetivos, rigurosos y científicos”.  

Con el nuevo diseño curricular del Ministerio, el perfil de salida del alumnado al terminar la educación básica no garantiza el aprendizaje de conceptos que son relevantes para el futuro académico y profesional de los alumnos, pues se centra exclusivamente en la adquisición de competencias. 

La consejera también solicitó a la ministra una materia espejo para el área de Religión en todas las enseñanzas y manifestó su discrepancia con respecto al modelo de evaluación, promoción y titulación implantado, “que devalúa los principios de esfuerzo y de exigencia y, en general, la calidad del sistema educativo”, afirmó la consejera. 

María Isabel Campuzano señaló en la Conferencia Sectorial de Educación que el diseño del currículo que plantea el Ministerio “ha acentuado aún más la división generada por la LOMLOE” y lamentó que se “se ha perdido una oportunidad preciosa para sumar voluntades y llegar a acuerdos generales sobre el diseño curricular, ya que numerosas aportaciones realizadas desde las comunidades autónomas no han sido atendidas por el Ministerio”. 

Sobre los fondos previstos para la implantación de 4.000 plazas gratuitas en el primer ciclo de Educación Infantil, de 0 a 3 años, desde la Consejería de Educación y Cultura se le ha propuesto a la ministra el mantenimiento de los fondos a partir del tercer año, principalmente en los gastos de personal y funcionamiento.  

Con el planteamiento actual, en 2024 la Región de Murcia tendría que soportar con fondos propios el gasto estructural a consecuencia de la creación de estas plazas infantiles. Así mismo, Campuzano propuso que “se permita la incorporación de la iniciativa privada” de forma que puedan concertarse plazas con escuelas infantiles de titularidad privada. 

Por último, se preguntó al secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, sobre la posibilidad de poder reconvertir en plazas gratuitas, de Educación Infantil de 0 a 3, plazas que actualmente ya existen en escuelas infantiles municipales y otros centros de titularidad pública. La Consejería de Educación y Cultura ha comenzado con las tareas previas para planificar la implantación de estas plazas de Educación Infantil en centros educativos de titularidad pública a partir de septiembre de 2022. 

En el capítulo de ruegos y preguntas, la consejera Campuzano tomó la palabra para instar a la ministra a que emitiera su posición sobre la resolución del Tribunal Supremo de Cataluña que consagra que el 25 por ciento de las clases deben de darse en castellano y que la Generalitat de Cataluña ha anunciado que se negará a cumplirlo.  

La consejera pidió a la ministra de Educación que “se trate a todas las comunidades autónomas por igual” ya que aunque muchas estén de desacuerdo con la nueva Ley de Educación, como es el caso de la Región de Murcia, “nosotros cumplimos la Ley en su totalidad, como no puede ser de otra forma”, subrayó.  

Campuzano recordó a la ministra que su antecesora en el Ministerio, Isabel Celaá, interpuso un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia por “unas instrucciones de principio de curso” y solicitó con carácter de urgencia la adopción de medidas cautelares para la suspensión de dichas instrucciones. Sin embargo, parece que ahora el Ministerio se muestra “laxo” con la presunta desobediencia de un Gobierno autonómico a una resolución judicial. La ministra, Pilar Alegría, dio por finalizada la Conferencia Sectorial sin pronunciarse al ruego formulado por la consejera.  

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar