DestacadasSociedad y Cultura

El Ayuntamiento recuperará la Casa Torre Falcón, un emblema de la Huerta de Murcia del siglo XVIII situado en Espinardo

Este proyecto supondrá la rehabilitación del edificio y su entorno, con la creación de huertos-jardín, entre otras actuaciones.José Ballesta: “Hace cuatro años pusimos en marcha el Plan de Acción de la Huerta con el objetivo de poner en valor el legado más importante que tenemos los murcianos: la Huerta de Murcia”.La Casa Torre reabrirá como un nuevo espacio para impulsar la cultura desde Espinardo, actuación que beneficiará de forma directa a los 12.584 vecinos de este barrio. El Ayuntamiento y la Asociación de Vecinos de Joven Futura trabajarán conjuntamente en la definición de los programas de uso del edificio.

El alcalde de Murcia, José Ballesta, junto al concejal de Desarrollo Sostenible y Huerta, Antonio Navarro, y el edil de Desarrollo Urbano y Modernización de la Administración, presentó esta mañana el proyecto para la rehabilitación de la Torre Falcón y su entorno, que está ubicada en Espinardo y es un emblema de la Huerta, de estilo barroco y representativo del paisaje, historia y forma de vida tradicional, cuya construcción data del primer tercio del siglo XVIII.

“Hace aproximadamente cuatro años pusimos en marcha el Plan de Acción de la Huerta con el objetivo de poner en valor el legado más importante que tenemos los murcianos: la Huerta de Murcia, nuestro legado histórico, cultural y ecológico más valioso, que forma parte de nuestra identidad colectiva”, destacó José Ballesta, quien añadió que “con este plan hemos realizado distintas actuaciones medioambientales y patrimoniales, como la recuperación de los Molinos del Amor, el Batán y La Pólvora”.

Durante la presentación, el regidor murciano apuntó que “con el proyecto que hoy presentamos la Huerta de Murcia recuperará otro de los elementos más importantes de su patrimonio, la Casa Torre Falcón, un emblema de la Huerta de Murcia, actuación que beneficiará de forma directa a los 12.584 vecinos del barrio de Espinardo”. Se trata de un proyecto que ya está redactado y tiene 12 meses de ejecución.

La Torre Falcón fue una casa solariega de una familia noble y a su vez un centro agrícola

La Casa Torre Falcón toma su nombre de sus propietarios originales, aunque también perteneció a los Marqueses de Ordoño. En concreto, la Torre como construcción estaba adaptada a una doble actividad: fue una casa solariega de recreo de una familia noble y, por otro lado, funcionó como un centro logístico de una gran explotación agrícola y sedera. En la última planta del inmueble se criaba el gusano de seda y se guardaba la cosecha.

Torre, vestíbulo y otras dependencias repartidas en 426 m2

La superficie total de la Torre Falcón es de 426,10 metros cuadrados, de los cuales 366,80 metros cuadrados corresponden a la Casa Torre y 59,30 metros cuadrados al anexo donde se ubican las dependencias de conserjería, almacén y aseos. Entre ambos volúmenes se ubica el patio de 70 metros cuadradosa modo de vestíbulo para recibir visitas.

La edificación es un bien catalogado con grado de protección 2, cuyo volumen está compuesto por tres alturas, a destacar la arquería de vanos de la última planta.

Un espacio único para impulsar la cultura desde Espinardo

Este proyecto ha sido presentado a la Asociación de Vecinos de Joven Futura, con la que se va trabajar conjuntamente en la definición de los programas de uso del edificio. En este contexto, el edificio rehabilitado abrirá como un nuevo centro para impulsar la cultura desde Espinardo y acogerá actividades sociales y culturales desde un entorno único, el cual muestra por sí solo parte de la historia de Murcia ligada a su Huerta y a sus tradiciones.

La rehabilitación del edificio dará lugar a un espacio diáfano en su interior, que se caracterizará por su flexibilidad en cuanto a usos y gestión, lo que le permitirá su adaptación a distintas funciones.

Creación de huertos-jardín y reutilización de las tejas, entre otras actuaciones del proyecto

Se trata de un proyecto que rehabilitará el edificio y lo adecuará al uso público. Los trabajos de conservación incluyen la reparación de la cubierta para garantizar que no entre el agua en el caso de que se registren lluvias, así como el retejado de la cubierta, cuyas tejas y pavimentos se volverán a reutilizar y colocar, aprovechando las tejas existentes en buen estado que se colocarán en la zona superior más visible 

Asimismo, se configurarán huertos-jardín en el entorno del edificio, caracterizado por el pino centenario que forma parte del paisaje, con vegetación de variedades cítricas y aromáticas –hierbabuena, lavanda, tomillo, etc.–. También se prevé mantener el patio existente, que contará con un espacio anexo que albergará los usos complementarios de la Casa Torre. Este anexo será de nueva construcción adosado a las paredes existentes, que se conservarán en la medida de lo posible. 

Con la rehabilitación del inmueble se pretende potenciar el volumen de la Casa Torre, siendo a su vez conservadores con la configuración inicial del patio anexo, construido en la misma época que la casa. Por su parte, el espacio interior se mantendrá diáfanos sin divisiones interiores para albergar la posibilidad de diferentes usos.

Además, se prolongará la red de abastecimiento, electricidad y alumbrado público para dotar al edificio de los correspondientes servicios municipales.  Al edificio se le dotará de las instalaciones de climatización, electricidad, agua y saneamiento teniendo siempre presente el ahorro energético y la eficiencia energética.

Para el saneamiento se ha previsto un sistema de depuración natural por fitodepuración (humedal artificial con plantas acuáticas), totalmente ecológico y sin consumo de energía eléctrica.G.P.

Descargar

Descargar

Descargar

Descargar

Audio

Declaraciones de José BallestaDescargar

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar