Región

Fomento licita las obras de la segunda fase para mejorar el drenaje de la carretera del Mar Menor por casi 750.000 euros

Fomento licita las obras de la segunda fase para mejorar el drenaje de la carretera del Mar Menor por casi 750.000 euros

El convenio se suscribió entre la Consejería e Himoinsa el pasado mes de diciembre y la licitación de la fase 1 se prevé para el próximo año por 950.000 euros

Con las obras en la RM-19 se mejorará la capacidad de drenaje y se evitarán las inundaciones y los cortes en la calzada

22.04.24 Tal y como anunció el pasado mes de diciembre el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Manuel Pancorbo, la Comunidad ha licitado las obras de la RM-19, más conocida como la carretera del Mar Menor que une la A-30 con la AP-7.

En concreto, las obras de mejora de drenaje se ejecutarán entre los puntos kilométricos 22 y 24, en el término municipal de Torre Pacheco, por importe de 745.720 euros, correspondiendo el 30 por ciento de fondos externos aportados por la mercantil Himoinsa y el 70 por ciento de fondos propios.

La licitación de la primera fase, prevista para el próximo año y estimada en unos 950.000 euros, dará continuidad al drenaje longitudinal de la carretera RM-19 mediante un canal rectangular de hormigón, en el margen izquierdo, anexo a las instalaciones de Himoinsa.

“Con esta actuación se aumentará la capacidad de drenaje de la RM-19 en los puntos kilométricos indicados, evitando así las frecuentes inundaciones en este punto del vial en episodios de lluvias y sus consecuentes cortes de calzada”, explicó Pancorbo, quien destacó que además se mejorará la seguridad vial.

Asimismo, desde Fomento se destacan los beneficios que estas obras generarán para los vecinos y fincas agrícolas de las poblaciones a los que conecta y cohesiona.

Una actuación necesaria

La ejecución consiste en la ampliación de una obra de drenaje transversal en el punto kilométrico 22+540, disponiendo una batería de cuatro marcos de 2×1, 5 m que permitan uniformizar la obra de drenaje respecto a su situación actual. También incluye otras actuaciones como la adecuación de la rasante de la vía de servicio y el paso de los servicios afectados.

Desde la construcción de la RM-19 se han producido una serie de transformaciones en el uso del suelo que ha afectado a la cuenca que vierte sus aguas hacia la RM-19 entre los puntos kilométricos señalados, lo que ha provocado que la red de drenaje haya variado su trazado y desagüe por puntos que no lo hacía inicialmente, variándose así drásticamente la escorrentía en los casos de tormenta y produciéndose una serie de inundaciones en el entorno.

La RM-19 forma parte de la red de primer nivel que se encuentra constituida por los itinerarios destinados a soportar las mayores intensidades de tráfico. Las carreteras que conforman este nivel tienen la función de configurar el esquema fundamental de la red, con un carácter estructurante y equilibrador del territorio.

Además, la mejora del drenaje de la carretera evita cortes de tráfico en época de lluvias, ahorra costes de tiempo de viaje y mejora la fluidez del tráfico.

Convenio público-privado

Por último, el consejero de Fomento e Infraestructuras aplaudió este convenio público-privado entre la Comunidad e Himoinsa, ya que “es la manera más eficiente y efectiva de resolución de problemas que afectan a entes públicos y privados y, además, se consiguen beneficios para todos los usuarios de la carretera y para las instalaciones y trabajadores de la mercantil”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba