Actualidad

Huermur denuncia en el Ministerio de Cultura las catas del parking junto al monumento BIC del Paseo del Malecón

Huermur denuncia en el Ministerio de Cultura las catas del parking junto al monumento BIC del Paseo del Malecón

Huermur ha remitido hoy un nuevo escrito al expediente de presunta expoliación abierto en el Ministerio de Cultura, poniendo en conocimiento de la administración estatal las catas que el ayuntamiento de Murcia está realizando para el proyecto de un aparcamiento subterráneo a escasos metros del monumento BIC del Paseo del Malecón.

El ministerio abrió diligencias en 2021 tras la denuncia de Huermur por no haber publicado la Consejería de Cultura en el boletín oficial el entorno de protección BIC del Paseo del Malecón incoado desde el año 2019 y metido en un cajón desde entonces.

Huermur trató expresamente estas cuestiones el pasado martes en la reunión mantenida en Madrid con el Director General de Bellas Artes del ministerio, y le urgió a resolver cuanto antes los expedientes abiertos, entre los que se encuentra el Paseo del Malecón.

Murcia, 12 de febrero de 2024.

La Asociación para la Conservación del Patrimonio de la Huerta de Murcia (Huermur) ha presentado una nueva denuncia ante el Ministerio de Cultura, poniendo en conocimiento de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes las catas realizadas hoy por el ayuntamiento de Murcia a escasos metros del monumento BIC del Paseo del Malecón de Murcia. Igualmente se han comunicado las intenciones anunciadas por el consistorio de realizar un aparcamiento subterráneo en la zona comprendida entre el paseo y el río Segura. Algo que Huermur tacha de irresponsable y un atentado contra el entorno del monumento.

Huermur recuerda que el ministerio abrió diligencias en 2021 tras la denuncia de Huermur por no haber publicado la Consejería de Cultura en el boletín oficial el entorno de protección BIC del Paseo del Malecón incoado desde el año 2019, solicitado por la entidad conservacionista, y que está metido en un cajón desde entonces.

Huermur considera fundamental que el ministerio obligue a la Consejería de Cultura a que de una vez por todas publique en el boletín oficial el entorno de protección BIC del monumento murciano, cuyo establecimiento es obligatorio desde la entrada en vigor de la Ley de Patrimonio histórico Español de 1985 y desde 2007 con la legislación regional.

La entidad conservacionista ha reiterado a la administración estatal que la actitud de la consejería de no establecer el entorno del BIC podría suponer un posible expolio por omisión, al poner en grave riesgo de pérdida, destrucción y degradación, y consecuente perturbación, los valores naturales, culturales, sociales y paisajísticos del monumento y su entorno, que fueron determinantes para su protección en 1982. Como ejemplos ya han comunicado la aprobación de un plan urbanístico a 90 metros del muro del Malecón en 2022, diversas torres de alta tensión, y ahora el proyecto municipal para construir un parking subterráneo a escasos metros del monumento.

Huermur remarca que el actual Malecón de la ciudad de Murcia es una singular obra de ingeniería que consiste en dos muros de mampostería de unos 4 metros de altura separados entre ellos por una anchura media de 10 metros que se rellenan de tierra compactada y con una longitud aproximada de 1600 metros, naciendo en el Plano de San Francisco y terminando a la altura de la Acequia de la Aljufía.

Su construcción obedeció a la necesidad de edificar una muralla para preservar la ciudad de las inundaciones. En él se concentran tres usos bien diferenciados: la protección de la ciudad frente a las inundaciones, la figura de un camino histórico entre la huerta y la ciudad y la creación de un lugar de encuentro social de carácter lúdico. El origen del Malecón está documentado en la época medieval islámica, y en 1982 se declaró Monumento Nacional por real decreto.

Por último, Huermur señala que la huerta que rodea el Paseo del Malecón forma parte inseparable del mismo y fue uno de los motivos fundamentales para ser declarado Bien de Interés Cultural BIC en 1982. Así lo recoge la documentación e informes que obran en poder de Huermur, incluidos los de las reales academias. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba