Actualidad

HUERMUR denuncia en la Guardia Civil el caos de la Torre Medieval de Zarandona

HUERMUR DENUNCIA EN LA GUARDIA CIVIL EL CAOS DE LA TORRE MEDIEVAL DE ZARANDONA

Huermur denuncia en el Seprona de la Guardia Civil las pintadas y el abandono de basuras y maleza del monumento protegido BIC de la torre islámica de Zarandona, junto al singular Molino del Batán en el Azarbe Mayor del Norte.

El colectivo conservacionista presentará igualmente sendas denuncias ante la Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma, así como ante el Ayuntamiento de Murcia, propietario del monumento.

Huermur señala que hace menos de un año y medio este monumento fue intervenido por el Ayuntamiento para su puesta en valor y restauración, pero a día de hoy presenta un estado de conservación indignante, debido al poco interés por su conservación y protección efectiva.

La asociación critica igualmente la degradación del singular Molino del Batán sobre el Azarbe Mayor del Norte, que agoniza entre escombros, basuras e importantes desperfectos a pesar de estar también catalogado en el PGOU e incluido en el BIC de la torre medieval.

Murcia, 25 de junio de 2019

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha denunciado ante el Seprona de la Guardia Civil las pintadas y el abandono que sufre el monumento protegido de la torre árabe de Zarandona en la huerta de Murcia y que data del siglo XII. Un monumento declarado Bien de Interés Cultural (BIC) que a día de hoy agoniza acribillado de graffitis, por lo que Huermur ha emprendido las correspondientes acciones administrativas para poner fin a la indignante situación de este singular patrimonio medieval de la huerta.

Huermur remarca de la misma forma el mal estado del singular Molino del Batán sobre el Azarbe Mayor del Norte, que está completamente rodeado de basuras, escombros y maleza. Un molino, señalan desde el colectivo, que forma parte también del BIC de la torre medieval, y que está catalogado en el PGOU de Murcia, pero que presenta un estado de conservación lamentable y vergonzoso.

Desde Huermur critican que en menos de un año y medio desde la cuestionable restauración de la torre medieval realizada por el Ayuntamiento de Murcia, y que incluso recibió la visita del alcalde Ballesta y de la plana mayor de la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, a todo bombo y platillo, este monumento de la huerta de Murcia se ha degradado hasta un punto inimaginablemente bochornoso. Todo ello, señalan desde Huermur, por la falta de un adecuado mantenimiento municipal, una inexistente vigilancia de la Policía Local, y un control nulo de la Consejería de Cultura.

En este sentido se ha pronunciado el presidente de Huermur, Sergio Pacheco, señalando que: “La nueva concejalía de Cultura y Recuperación del Patrimonio del ayuntamiento ya tiene trabajo que hacer, y desde Huermur velaremos porque la administración local y regional trabajen adecuadamente para proteger y conservar el rico patrimonio histórico, cultural y natural de nuestra tierra, que como en el caso de la torre de Zarandona y el Molino del Batán, agonizan rodeados de desidia”.

Por todo ello, la entidad conservacionista ha presentado diversos escritos y denuncias a la Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma al tratarse de un monumento BIC, y al Ayuntamiento de Murcia por ser la torre de su propiedad, y estar ambos bienes catalogados en el Plan General de Ordenación Urbana. Solicitando medidas inmediatas, así como un informe del mantenimiento realizado en este último año y medio desde su restauración, qué protocolos de conservación existen, así como qué medidas se han realizado para su efectiva conservación y protección.

Todo el monumento se quedará dentro de una rotonda

Huermur critica que el Ayuntamiento de Murcia vaya a permitir que este singular patrimonio de la huerta de Murcia se quede encajonado dentro de una rotonda, según establece el PGOU vigente, para construir los viales que darán acceso a los planes urbanísticos cercanos que también están en plena huerta. 

Ante esta situación, Huermur vuelve a instar al alcalde Ballesta, y al concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta del Ayuntamiento a que recapaciten, y anulen la rotonda proyectada alrededor del monumento protegido, pues su construcción será un atropello al patrimonio murciano en toda regla.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar