Actualidad

Huermur denuncia que el Ayuntamiento pretende derribar panteones centenarios, monolitos funerarios y rejerías decimonónicas en el Cementerio de Jesús

Huermur denuncia que el Ayuntamiento pretende derribar panteones centenarios, monolitos funerarios y rejerías decimonónicas en el Cementerio de Jesús

Huermur denuncia que el mismo día que Cultura notificó la anulación de la tramitación BIC del Cementerio de Jesús, el Ayuntamiento de Murcia firmó un edicto para iniciar el proceso de reversión y derribo de antiguas parcelas para su reventa.

La entidad conservacionista exige al consistorio que si se hace con la propiedad de dichos bienes, no los derriba y proceda a adecuarlos como espacios públicos de difusión del patrimonio funerario y de interpretación de la evolución del Cementerio.

Los derribos se extienden también a nichos subterráneos y a muros de sillería de piedra, y afectan a antiguas propiedades de familias históricas del municipio, como los Ruiz Funes o los Marín Baldo, así como a la del cronista de la ciudad, miembro de la Real Academia de la Historia y delegado de Bellas Artes en la provincia, José María Ibáñez.

Murcia, 20 de mayo de 2022

La Asociación para la Conservación del Patrimonio de la Huerta de Murcia (Huermur) denuncia que el ayuntamiento de Murcia pretende derribar panteones centenarios, monolitos funerarios y rejerías decimonónicas en el cementerio de Nuestro Padre Jesús de Murcia, fundado en el año 1885 tras una grave epidemia de cólera.

Huermur denuncia que el mismo día que la Consejería de Cultura notificó la anulación de la tramitación del Cementerio de Jesús como Bien de Interés Cultural BIC instada vergonzosamente por un recurso del concejal de Cultura, Pedro García Rex, el Ayuntamiento de Murcia firmó un edicto para iniciar el proceso de reversión y derribo de antiguas parcelas de la parte más antigua del camposanto para su reventa, cuyas concesiones van desde el siglo XIX hasta principios del XX.

Los derribos pretendidos se extienden también a nichos subterráneos y a muros de sillería de piedra, y afectan a antiguas propiedades de familias históricas e ilustres del municipio, como los Ruiz Funes o los Marín Baldo, así como a la del cronista de la ciudad, miembro de la Real Academia de la Historia y delegado de Bellas Artes en la provincia, José María Ibáñez.

Huermur resalta que el Ayuntamiento de Murcia ha iniciado un proceso “exprés” que se resolvería en pleno verano, con todo el mundo de vacaciones, para acabar derribando tres vetustos panteones, cuatro monolitos funerarios y diversas rejerías singulares de forja, piezas únicas que desaparecerían para siempre con el único fin de la reventa para realizar nuevas construcciones modernas.

Igualmente, Huermur tacha de chapuza el edicto de reversión y derribo firmado el pasado 13 de mayo el ayuntamiento, pues olvida citar hasta el número de expediente administrativo, así como publicar el anuncio según la Ordenanza de Transparencia, con la documentación en digital a disposición de los interesados en la sede electrónica, con los consiguientes vicios de nulidad o anulabilidad que se puedan derivar.

La entidad conservacionista propone que, una vez realizado el procedimiento de reversión de las construcciones, se aplique la Ordenanza del Cementerio y el uso al que se dedique no sea la reventa, sino su adecuación como espacios públicos abiertos para todos los murcianos y visitantes, evitando que se pierda un patrimonio funerario centenario y singular.

Sobre este asunto se ha pronunciado el presidente de Huermur, Sergio Pacheco, señalando que: “Ahora ya vemos un poco más claros los motivos que tenían los dirigentes del ayuntamiento para oponerse a la protección del cementerio decimonónico como monumento BIC, parece que estaban esperando para lanzar este edicto de reversión y derribo de partes muy singulares del camposanto”, añadiendo que “desde Huermur vamos a hacer todo lo posible para salvar esta parte de la historia de Murcia”.

Espacios para la interpretación del patrimonio funerario murciano.

Huermur propone al Ayuntamiento de Murcia que haga uso de la opción que brinda la ordenanza del Cementerio de Jesús de dedicar “los elementos de construcción y ornamentación” de aquellas parcelas que reviertan al consistorio “en beneficio de los intereses municipales”, y ya que el derribo de los mismos no es un beneficio por sí mismo, pero su dedicación a espacios de difusión, investigación y promoción turística y cultura sí, pues aportarían un beneficio añadido para este elemento del patrimonio cultural de toda la ciudadanía. 

Para Huermur, la consolidación y adecuación de estos espacios, mediante soluciones inteligentes y, en el caso de los panteones, cubriciones ligeras de las cubiertas, generaría los espacios idóneos para poder consolidar y promocionar las visitas y rutas al patrimonio funerario del Cementerio de Jesús, además de generar la disponibilidad de espacios adecuados para la colocación de paneles informativos, cartelería con los contenidos que se vienen generando los últimos años mediante investigaciones universitarias y científicas, así como poder plantear la realización de visitas técnicas guiadas a espacios de enterramientos como son los nichos subterráneos.

Desde la entidad conservacionista se propone que, además de la decena de espacios únicos que suponen los panteones, monolitos y rejerías, hay aparte más de quince espacios que también pretende revertir para sí el ayuntamiento, unos pocos sin aparentes construcciones, y otras con lápidas de más de un siglo o con grandes muros de cierre elaborados en piedra natural labrada.

La propuesta de Huermur es que estos espacios también puedan adecuarse sin necesidad de realizar nuevas construcciones modernas y de hormigón que puedan desvirtuar el entorno histórico de otros panteones singulares y tumbas centenarias, por lo que podrían albergar desde espacios de descanso, lectura y reflexión, como también la ubicación de paneles informativos y divulgativos. 

Igualmente, la entidad destaca que se deben mantener algunas ventanas visuales que podrían quedar afectadas si se revenden estas parcelas y se realizan construcciones modernas, que desvirtúen la parte más antigua del cementerio, y que todavía conserva una unidad de imagen y estilo que hacen del Cementerio de Nuestro Padre Jesús un espacio patrimonial singular en el municipio y en la Región de Murcia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar