Actualidad

La campaña ‘Murcia suma uno’ del proyecto Valuewaste vuelve al barrio de La Flota

Las biopatrullas vuelven a informar a los vecinos y a entregarles el cubo doméstico y las bolsas compostables para que participen en la iniciativaComo señala Rebeca Pérez, “el contenedor marrón es un paso muy importante para situar a Murcia a la cabeza de la revolución verde en Europa, cambiando el modelo de reciclaje y liderando una de las apuestas más ambiciosas de la UE en materia de medio ambiente”

La campaña ‘Murcia suma uno’ del proyecto Valuewaste vuelve al barrio de La Flota. Las biopatrullas, agentes medioambientales encargadas de formar e informar sobre este proyecto europeo de economía circular, han reanudado hoy su actividad tanto en el barrio murciano como en los mercados de abastos y hostelería, grandes generadores de residuos orgánicos. 

Esta tarde estarán en el ecopunto móvil de la Flota, situado en el jardín de las Tres Copas, en horario de 17.30 a 20.30 horas para continuar la campaña formativa e informativa que cesó con motivo del estado de alerta.

La concejala de Movilidad Sostenible y Juventud, Rebeca Pérez, ha explicado que “con este proyecto nos sumamos a la Economía Circular, un nuevo modelo de gestión más sostenible, responsable y eficiente, convirtiendo a Murcia en líder europeo en recogida selectiva con la implantación del quinto contenedor”

El nuevo contenedor de tapa marrón destinado a residuos orgánicos, se instaló el pasado 28 de febrero en el barrio de La Flota,  completando  el sistema de recogida selectiva que cuenta con un contenedor amarillo para envases ligeros de plástico, metal y briks, un contenedor azul para papel y cartón, el iglú verde para el vidrio y los Ecopuntos móviles, para aceites, bombillas, tubos fluorescentes, pilas y baterías, botes vacíos de barniz o pintura, pequeña chatarra electrónica, radiografías, ropa y juguetes, etc.

Antes de la instalación de dichos contenedores, se lanzó la campaña formativa e informativa, ‘Murcia Suma Uno’ en la que las  biopatrullas, informaron de forma directa y personalizada a los vecinos de La Flota.

El primer paso que se realizó fue la elaboración de 1.277 encuestas, llegando al 43% de los vecinos. Los datos de la encuesta reflejan el alto grado de compromiso de los vecinos que la realizaron, reflejando en la misma que “es una medida que el medioambiente agradece, es una cuestión de responsabilidad social; es fácil de hacer y el futuro está en la economía circular”.

El Estado de Alerta trajo el cese de actividad informativa, pero adaptada a la fase 2 de desescalada, se reinicia de nuevo, con el objetivo de formar a los vecinos que por esta causa, no realizaron la encuesta, no recibieron la información oportuna entonces, y no se les pudo entregar el cubo doméstico y las bolsa compostables que se repartieron a los vecinos, como herramienta útil que facilita el trabajo de separación de restos orgánicos  en el hogar..

De esta forma, se retoma la actividad informativa, cumpliendo con las condiciones de higiene marcadas por las autoridades competentes, en los ocho mercados de abastos y establecimientos de hostelería del centro de la ciudad, grandes generadores de materia orgánica implicándolos a una participación activa de esta recogida diferenciada en el contendor marrón.

Las personas interesadas que deseen información al respecto, pueden encontrarla en la microsite www.murciasumauno.es, en la página  www.murciaciudadsostenible.es, donde se ofrece un canal abierto de comunicación con la ciudadanía.

Contenedor marrón

El 28 de febrero entró en funcionamiento el servicio de recogida de 28 contenedores de 2.200 litros de capacidad para restos orgánicos exclusivamente. .Y los datos de recogida  han ido en ascenso: durante los primeros días se reciclaban 300 kilogramos diarios y actualmente la cantidad media se acerca a los 700. En total, en estos dos meses mes se han acumulado 40 toneladas de materia de desechos orgánicos. La concejal de este departamento, Rebeca Pérez, destaca que “la evolución es muy positiva”, y añade que “el residuo recogido es de muy buena calidad, ya que los murcianos que utilizan el contenedor marrón lo hacen de forma correcta y no arrojan basura que no sea orgánica”.

Proyecto europeo  Valuewaste: un importante paso a la economía circular

Murcia fue la ciudad elegida por la Unión Europa para implantar de forma pionera el proyecto ValueWaste, un programa comunitario para convertir los residuos orgánicos urbanos en recursos económicos estratégicos.

Este proyecto cuenta con 17 socios de 6 nacionalidades distintas, entre los que destaca el Ayuntamiento de Murcia y el Ayuntamiento de Kalundborg (Dinamarca), municipios en los que se están realizando las pruebas piloto. 

Este importante proyecto del Ayuntamiento de Murcia cuenta el apoyo de Ferrovial Servicios para la implementación de la buena práctica en el ámbito local, y además, está coordinado por el Centro Tecnológico del Medio Ambiente de la Región de Murcia (Cetenma).

Como señala Rebeca Pérez, “el contenedor marrón ha venido para quedarse. Es un paso más y muy importante, para situar a Murcia a la cabeza de la revolución verde en Europa, cambiando el modelo de reciclaje y liderando una de las apuestas más ambiciosas de la UE en materia de medio ambiente”.

Los residuos recogidos que son fuente de materias primas con alto valor, como proteínas alimenticias y otros nutrientes, se trasladan al Centro de Tratamiento de Cañada Hermosa  en cuyas instalaciones sucede el proceso para cerrar el círculo y recuperar las proteínas y otros nutrientes que, convenientemente tratados allí puedan  formar parte de nuevo de alimentos para personas y animales o fertilizantes y nutrientes agrícolas., Este proceso de digestión anaerobia, se lleva a cabo en una planta piloto de cría de mosca soldado negra, que produce larvas secas, transformados en harina con un alto contenido de proteínas.

Este proyecto coloca a Murcia en la vanguardia en el tratamiento de residuos permitiendo con la tecnología allí aplicada utilizar eficazmente recursos, convertirlo  residuos en recursos, poniendo al servicio de la sostenibilidad la tecnología e investigación que en este centro se realiza. 

La transición hacia una economía circular, donde más productos y materiales se enviarán de vuelta al ciclo económico y se mantendrán en él durante el mayor tiempo posible, constituye un paso clave hacia un desarrollo sostenible con una economía baja en carbono, eficiente en recursos y competitiva. Reintroducir en la cadena de valor productos que han llegado al final de su vida útil no solo evita los costes ambientales y económicos asociados con la extracción innecesaria de materias primas, sino que también reduce la costes ambientales y económicos asociados a la eliminación de residuos.

Residuos permitidos

Se consideran residuos orgánicos restos de fruta y verdura, restos de comida cocinada, cáscaras de huevo, de marisco y de frutos secos, posos de café e infusiones o tapones de corcho, cerillas y serrín.

Así, se puede depositar en el contenedor marrón restos de fruta, verdura, carne y pescado, cáscaras de huevo, frutos secos y marisco, restos de infusiones y posos del café, , cerillas y tapones de corcho y serrín, así como otros restos de comida cocinada y de jardinería (plantas, hojarasca, ramos de flores…).

No se puede depositar residuos de barrer, colillas, chicles, aceite de cocina, pañales y productos de higiene personal, arena de mascotas, objetos de cerámica…

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar