ActualidadDestacadas

La Comisión de Vigilancia de la Contratación analizará causas y planteará medidas por el agujero económico generado por la anterior Corporación en 2023

La liquidación presupuestaria de 2023, que corresponde al último año del anterior Equipo de Gobierno, arroja un déficit de 76,8 millones de euros, con un crecimiento del 22% en los dos últimos años frente al incremento medio del 1,5% de ejercicios anteriores

Los contratos licitados o pendientes de licitar en el último periodo del pasado mandato contemplaban en algunos casos incrementos del 55%

De forma adicional, se está procediendo al análisis y revisión de todos los contratos municipales, a fin de optimizar el gasto y reducir los costes garantizando en todo momento que ello no suponga menoscabo en la prestación de servicios

La Junta de Gobierno ha acordado en su reunión de este viernes la convocatoria de la Comisión Especial de Vigilancia de la Contratación, con el fin de revisar cada contrato, decisión y actuación que ha llevado a que el Ayuntamiento de Murcia tenga un déficit de 76.808.925 euros, tal y como arroja la liquidación presupuestaria de 2023 (aprobada también en la Junta), último año de gestión del anterior Equipo de Gobierno Municipal.

Así lo ha anunciado esta mañana el concejal de Movilidad, Gestión Económica y Contratación, José Francisco Muñoz, quien ha avanzado que en este órgano se revisarán los contratos que se licitaron o estaban pendientes de licitar con anterioridad a la constitución de esta nueva Corporación, que suponían en algunos casos incrementos de costes de más del 55%. Entre ellos, se encuentran el contrato de limpieza de interiores, de mantenimiento de instalaciones deportivas y de parques y jardines.

Asimismo, se analizarán las decisiones que han contribuido a un incremento desmedido del gasto hasta el punto de hacerlo inasumible con los ingresos, además de la inacción y falta de medidas que ha contribuido a agravar la situación.

Liquidación presupuestaria de 2023

La liquidación presupuestaria arroja un déficit de 76.808.925,04 euros, lastrando de esta manera las cuentas municipales como consecuencia de la falta de actuaciones correctoras por parte del anterior Equipo de Gobierno y una serie de decisiones que tienen difícil explicación, motivo por el que se ha decidido convocar esta Comisión de Vigilancia de la Contratación.

Ante esta situación, desde la llegada del actual Equipo de Gobierno se han adoptado decisiones como la aprobación de un préstamo de legislatura que, junto al presupuesto con superávit del presente ejercicio, permitirá reducir el citado déficit.

Hasta el año 2021, el incremento del gasto se mantenía en un valor creciente del 1,5% anual, desbocándose en los dos últimos años hasta alcanzar el 22%, es decir, un 11% anual.

Además, el Plan de Saneamiento aprobado por el anterior Equipo de Gobierno se mostró completamente inútil y alejado de la realidad, hasta el punto de que, lejos de cumplirse, se continuó incrementando el déficit como señala el propio Ministerio de Hacienda.

Ejemplo de lo anterior es el hecho de que los gastos de personal superaron en 19 millones los previstos en el Plan de Saneamiento, los gastos en bienes y servicios se superaron en 29 millones y los de gastos de transferencias corrientes en 10 millones, es decir, 58 millones de exceso sólo en estas tres partidas.

De forma paralela, se desarrollaron proyectos que no contaban con consignación presupuestaria, lo que impedía su realización por falta de fondos, incluyendo las obligaciones con Murcia Alta Velocidad o las obras de movilidad, para las que faltaban 8 millones de euros.

Medidas correctoras

Desde la constitución de la nueva Corporación, se han adoptado medidas correctoras para poner orden en el caos y devolver la normalidad a las cuentas municipales.

Con este objetivo se han aprobado los presupuestos de 2023 y 2024 y se ha puesto en marcha un Plan de Medidas de Gestión Económica aprobado en Junta de Gobierno de 24 de enero.

De forma paralela, se ha acudido a un préstamo de legislatura para sanear más de 20 millones de déficit, que ha venido acompañado de un presupuesto con superávit de 10 millones para el presente ejercicio, logrando así hacer frente a la liquidación negativa de 2022.

Además, se ha puesto en marcha un importante paquete de medidas para optimizar el gasto, garantizando en todo momento que no se produce menoscabo en la prestación de servicios.

Entre estas medidas cabe señalar las siguientes;

–       Revisión de contratos, a fin de analizar cada uno de sus elementos y recursos, de forma que se puedan optimizar los mismos y lograr una mejor prestación del servicio a menor coste.

–       Paralización de todos aquellos contratos que se encontraban en licitación y llevaban aparejado un incremento del gasto, a fin de analizar los mismos y las causas en las que se fundamentaban incrementos que, en algunos casos, superaban el 50%.

–       Economías de escala y eliminación de ineficiencias y duplicidades a fin de reorganizar contratos y abaratar costes.

Estas actuaciones ya han permitido el ahorro de cerca de 12 millones en el contrato de limpieza y mantenimiento de instalaciones deportivas.

Gracias a estas actuaciones se ha impedido la paralización del Consistorio, movilizándose 21 millones de euros en inversiones gracias a la ordenación de remanentes y créditos extraordinarios en el marco del Plan de Medidas de Gestión Económica.

G.P.

Descargar

Audio

El concejal de Movilidad, Gestión Económica y Contratación, José Francisco Muñoz

Descargar

Audio

Descargar

Audio

Descargar

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba