Sociedad y Cultura

La Comunidad libera un ejemplar de azor tras su rehabilitación en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle

La Comunidad libera un ejemplar de azor tras su rehabilitación en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle

Una anilla científica facilitará su seguimiento y permitirá un mayor conocimiento de sus movimientos y biología

Un azor que fue recogido en el término municipal de Yecla a primeros de noviembre, tras ser herido por un disparo, ha sido liberado en el Parque Regional de El Valle, una vez sometido a tratamiento y rehabilitación por el personal del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre que la Comunidad Autónoma tiene en ese espacio natural.

El director general del Medio Natural, Fulgencio Perona, que participó en el acto, explicó que una vez trasladado el animal al Centro de Recuperación se constató que se trataba de una hembra joven y que el disparo había afectado a la zona pectoral y ala izquierda, llegando a provocar fracturas en cúbito y húmero de dicha extremidad.

En el Centro fue estabilizada, aplicando fluidoterapia y tratamiento analgésico y antiinflamatorio. Se inmovilizó el ala afectada durante 21 días y se aportó suplementación vitamínica en el alimento. Tras alcanzar una correcta recuperación clínica, fue trasladada a diferentes instalaciones en las que trabajar su capacidad de vuelo hasta llegar a recuperarse de forma satisfactoria para que el ejemplar pueda ser de nuevo puesto en libertad.

Ha sido identificada con una anilla científica que facilitará su seguimiento en el caso de volver a ser localizada en cualquiera otra circunstancia, permitiendo así un mayor conocimiento de sus movimientos y biología y contribuyendo, de esta manera, a la mejora de la conservación de esta especie.

Esta rapaz de mediano tamaño presenta un marcado dimorfismo sexual, resultando las hembras bastante más voluminosas que los machos. Sus hábitos se encuentran muy ligados a masas boscosas, y se distribuye en la mayor parte de la península, siendo más abundante en el norte, con las poblaciones del sur algo más fragmentadas. Es un depredador bastante generalista, aunque su alimentación se basa fundamentalmente en aves de tamaño medio y mamíferos como conejos o ardillas.

La principal amenaza de esta especie ha sido la presión cinegética, una tendencia que aunque va en descenso sigue causando algunas bajas. A lo anterior, se unen las electrocuciones o la fragmentación de las amplias extensiones boscosas que habitan. Esta rapaz se encuentra incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar