Actualidad

La Comunidad reclama actuaciones inmediatas al Ministerio ante un nuevo episodio de anoxia en el Mar Menor

La Comunidad reclama actuaciones inmediatas al Ministerio ante un nuevo episodio de anoxia en el Mar Menor

 

El consejero Antonio Luengo mantiene una reunión de trabajo con el grupo científico en la que se pone de manifiesto la “situación crítica” ante las previsiones meteorológicas y las mediciones efectuadas

 

Adoptan el acuerdo de modelizar el intercambio de agua con el Mediterráneo para evaluar el alcance de la recuperación del calado de la gola de Marchamalo

El grupo de trabajo de Ecología Lagunar, reunido esta tarde con la presencia del consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, ha determinado, según trasladan sus integrantes, que “nos enfrentamos de nuevo a una situación crítica ante las previsiones meteorológicas de calma en los próximos días, y en general toda la semana, por lo que nos enfrentamos a un nuevo episodio de anoxia que, como muestran los datos reseñados, estaría ya en proceso avanzado”, indicó Antonio Luengo.

“Este episodio se asemejaría a los vividos recientemente por localizarse en la cubeta sur, con tendencia a acumular la materia orgánica y masas de aguas anóxicas en el fondo del arco sur, como ya se observó en el episodio del pasado mes de agosto”, precisó Luengo.

El consejero explicó que, ante la previsión “de un posible agravamiento del problema en el muy corto plazo, que pueden ser horas, días o semanas, y dadas las semejanzas con el último episodio de anoxia, se hace necesario tomar medidas urgentes para prevenir, o al menos paliar, la pérdida de stocks y biodiversidad que pudieran comprometer la recuperación del sistema”.

Luengo puso de relieve que “el canal de Marchamalo, que quedó colapsado prácticamente en su totalidad tras interrumpirse las obras de dragado en 2017, podría desempeñar con la recuperación de su calado un papel regulador sobre la acumulación de materia orgánica y agua hipóxica/anóxica en el arco sur, lo que aliviaría una situación previsible. Esta actuación, controlada en el tiempo y reversible, sobre el flujo de intercambio en este canal, parece presentarse hoy como una de las pocas medidas urgentes a tomar para paliar los efectos devastadores que un nuevo episodio de anoxia tendría sobre un sistema ya muy alterado por el último episodio de hace poco más de un mes”.

Por ello, el grupo de trabajo acordó modelizar distintos escenarios sobre la labor de mantenimiento en las golas para evaluar el efecto que podría tener la recuperación del calado, al tiempo que avanzar en la definición de los protocolos con que se llevaría a cabo tal actuación.

En consecuencia con todo ello, “ayer se envió nueva carta a la Dirección General de la Costa y el Mar informándole del posible agravamiento de la situación actual, recordándole la actuación de recuperación de un flujo de intercambio mínimos en la gola de Marchamalo que no se ha realizado por el Ministerio de Transición EcoIógica ni se ha permitido realizarlo a la Comunidad, así como las actuaciones de oxigenación planteadas ya en 2019”, señaló.

En la carta se reclama de la Dirección General del Ministerio “las actuaciones necesarias para paliar los daños que este nuevo episodio de anoxia puede provocar sobre un ecosistema que se encuentra en una situación de fragilidad, ya sean las actuaciones de carácter urgente que han sido planteadas por la Comunidad Autónoma o las que recomiende el Instituto Español de Oceanografía para su aplicación urgente, solicitando que informe de cuáles son las medidas de aplicación urgente que van a poner en marcha a la mayor brevedad”.

Luengo advirtió de que “puestos en contexto, y ante la ausencia de cualquier otra alternativa por parte del organismo estatal científico de referencia, no se entendería que no se optara por la única solución científica que se está poniendo sobre la mesa, que es la recuperación del calado de la gola de Marchamalo”.

“No nos podemos conformar con no hacer nada y dejar morir el ecosistema, que es lo único que hoy por hoy plantea el  Ministerio. Actuar en origen es imprescindible, y ya se está haciendo, pero hay que hacer algo inmediato y urgente para paliar la situación actual y evitar nuevos episodios de anoxia y mortandad de peces. El Mar Menor no tiene espera y nos necesita a todos trabajando coordinados y en la misma dirección”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar