Región

La Federación de Asociaciones de Memoria Histórica de la Región de Murcia no puede dar crédito a la información publicada en la que se afirmaba el cambio de nombre del aeropuerto de Cervera por el de Juan de la Cierva

La Federación de Asociaciones de Memoria Histórica de la Región de Murcia no puede dar crédito a la información publicada en el día de ayer por un periódico de tirada regional en el que anunciaba que el ministro de infraestructuras, el señor Ábalos, firmaba el cambio de nombre para el aeropuerto de Corvera, al que llamarán Juan de la Cierva. Esperamos que esas fuentes del periódico estén del todo equivocadas por lo esperpéntico que resultaría el que se esté discutiendo un anteproyecto de ley sobre Memoria Democrática por el actual Gobierno de la Nación y uno de sus ministros firme una orden que vulnera claramente una Ley, la denominada Ley de Zapatero, bastante más laxa que la que se pretende impulsar ahora.
Nuestra Federación desde que se iniciaron los trámites para que el ingeniero diera nombre a dicho aeropuerto,  no ha parado de argumentar y de manifestar la incongruencia que resultaría que desde la propia Administración se vulnerara una Ley de carácter general, como es la Ley 52/2007 de la Memoria Histórica. Lo hemos hecho ante los medios de comunicación que nos han querido dar cobertura, ante la Dirección General de la Memoria Histórica, ante el Ministerio de Fomento y ante la Dirección General de Aviación Civil.
Pues bien, ante esta noticia, no tenemos más remedio que publicar una carta de la Dirección General de Memoria Democrática que dirigió a nuestro anterior presidente el pasado 20 julio en contestación a nuestra petición (de fecha 21 de abril del 2019, sí un año y tres meses) de que no diera curso a la postura del gobierno regional de Murcia de cambiar el nombre del aeropuerto por el del ingeniero conspirador y colaborador con el golpe de estado del 36. Dice así: 

 “Estimado señor Sánchez Muñoz:

Ante todo, le ruego que nos disculpe por el retraso sufrido en esta respuesta debido, en gran medida, a las dificultades inherentes a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. En contestación a su escrito de fecha 15 de abril de 2020 dirigido al Ministerio de Justicia, que ha tenido entrada el pasado 24 de junio en esta Dirección General, en relación a su propuesta para la eliminación del nombre de Juan de la Cierva del Aeropuerto Internacional de Murcia (Aeropuerto de Covares), le informamos que efectivamente, la Ley 52/2007, del 26 de diciembre, conocida como de la Memoria Histórica, establece una serie de medidas (arts. 15 y 16) en relación con los símbolos y monumentos conmemorativos de la Guerra Civil o de la Dictadura, sustentadas en el principio de evitar toda exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura, en el convencimiento de que los ciudadanos tienen derecho a que así sea, a que los símbolos públicos sean ocasión de encuentro y no de enfrentamiento, ofensa o agravio. En este sentido, la Secretaria de Estado de Memoria Democrática, de la que depende esta Dirección General, trabaja actualmente por la retirada de cualquier símbolo de exaltación, personal o colectiva de la guerra civil o de la dictadura; por lo que de acuerdo con lo establecido en el artículo 6.2 h) del Real Decreto 373/2020, de 18 de febrero, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, damos traslado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para la más rápida resolución de la solicitud y petición planteada. Sin otro particular, quiero agradecerle la confianza por darnos a conocer esta situación. Quedando a su disposición, le saluda atentamente.

EL DIRECTOR GENERAL DE MEMORIA DEMOCRÁTICA 
Diego Blázquez Martín”

Nos reafirmamos en lo manifestado en nuestro comunicado de fecha 21 de julio del 2019 en el terminábamos diciendo “hemos dado sobrados argumentos para que alguien que contribuyó de forma tan explícita a un golpe de estado, cooperando con los sublevados de forma tan decisiva, no pueda ser utilizado para dar titularidad a un aeropuerto internacional, porque los nombres de las instituciones deben de servir a los que nos honraron. Y no al revés.
Aun así, esperamos que la cordura, la decencia y la democracia estén por encima de los intereses familiares y de ciertos políticos que más allá del interés general parecen dirigir sus actuaciones a intereses espurios nada claros,”
Ninguna credibilidad para con el compromiso de la Memoria Democrática pudiera tener un Gobierno, que jactándose de progresista y defensor de la víctimas del franquismo,  permitiera  la ignominia  de llevar a cabo ese cambio  en el aeropuerto de la Región de Murcia.
Murcia 21 de octubre de 2020.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar