Región

La Guardia Civil de Murcia clausura la última sesión de la Comunidad de Prácticas del proyecto europeo CISDO de cooperación contra delitos de odio

La Guardia Civil de Murcia clausura la última sesión de la Comunidad de Prácticas del proyecto europeo CISDO de cooperación contra delitos de odio

  • Cofinanciado por la Unión Europea, este proyecto pretende mejorar las capacidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para prevenir, identificar, mediar y luchar contra los delitos de odio, aumentando la cooperación y el intercambio de información con las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC)
  • En la Región de Murcia han participado 25 agentes de la Guardia Civil y de otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ocho representantes de Organizaciones de la Sociedad Civil y otros invitados
  • Como resultado de las sesiones se ha llegado a la conclusión de la necesidad de crear un Observatorio Regional contra la Islamofobia y los Delitos de Odio en colaboración con la Universidad de Murcia, para lo que ya se están dando los primeros pasos

Murcia, 26 de junio de 2024. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha celebrado la última sesión de la Comunidad de Prácticas (COPRA), que ha formado parte del proyecto europeo ‘CISDO’ (2022-2024) de cooperación Inter-policial y social contra los delitos de odio.

El proyecto ‘CISDO’ es un proyecto europeo en curso, con dos años de desarrollo y duración, hasta diciembre de 2024, dedicado a la Cooperación Inter-policial y Social contra los delitos de odio. Está liderado por el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia (OBERAXE) del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y tiene como socios a la Oficina Nacional de Lucha contra Delitos de Odio (ONDOD) del Ministerio del Interior y a la Universidad de Salamanca, el Ayuntamiento de Palencia, el Ayuntamiento de Móstoles, la consultora de gestión de la diversidad CIDALIA, y la Escuela de Policía de Finlandia (POLAMK).

El objetivo general del proyecto es mejorar las capacidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a nivel nacional, tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil, y en el ámbito local, de las Policías Municipales, para prevenir, identificar, mediar y luchar contra los incidentes racistas y xenófobos, y en especial los discursos y delitos de odio que amenazan la convivencia pacífica en las ciudades.

Los objetivos específicos son implementar la cooperación y el intercambio de información entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) especializadas en atención a víctimas de delitos de odio, así como fomentar una relación sostenida, de confianza y conocimiento mutuo entre los cuerpos policiales y las comunidades y grupos en situación de especial vulnerabilidad, para prevenir y luchar eficazmente contra los delitos de odio y ayudar a las víctimas a superar sus temores para denunciar estos delitos.

La colaboración con las Organizaciones de la Sociedad Civil se ha vehiculado a través de las ‘comunidades de práctica’ (COPRAS), con los facilitadores de formación en las ciudades participantes, formando parte activa y participando en el proyecto “CISDO-Ciudad”.

Estas ‘Comunidades de Práctica’ son grupos mixtos constituidos por miembros de las organizaciones policiales, miembros de asociaciones y organizaciones de la sociedad civil, víctimas o grupos de víctimas de delitos de odio y/o miembros de otras entidades y servicios públicos.

En el proyecto participan la Guardia Civil de la Región de Murcia y Cáceres, la Policía Nacional de Valencia y Salamanca y la Policía Local de Móstoles y Palencia, quienes han liderado las Comunidades de Prácticas en sus respectivos ámbitos territoriales. Como organizaciones de la sociedad civil se encuentran Columbares, Murcia Acoge, Cruz Roja, ACCEM y Ruminñahui.

Esta ‘Comunidad de Práctica’ se ha reunido una vez al mes, llegando a un total de 10 sesiones, con una formación de 60 horas, que quedará acreditada por la Universidad de Salamanca.

Esta ‘COPRA’ ha recibido formación en diversidad, derechos humanos, delitos de odio, atención a las víctimas y técnicas alternativas de resolución de conflictos desde las perspectivas jurídica, psicológica y de práctica policial. Como resultado de las 10 sesiones, en el seno de la ‘COPRA’ se ha llegado a la conclusión de la necesidad de crear un Observatorio Regional contra la Islamofobia y los Delitos de Odio en colaboración con la Universidad de Murcia, para lo que ya se están dando los primeros pasos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba