Sucesos

La Guardia Civil desmantela en Abarán un grupo criminal dedicado a la producción a gran escala de marihuana

La Guardia Civil desmantela en Abarán un grupo criminal dedicado a la producción a gran escala de marihuana

  • Se ha detenido a los doce integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, tenencia ilícita de armas, contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y contra la seguridad vial
  • En los seis registros practicados se ha desmantelado la infraestructura de la organización dedicada al cultivo intensivo de cannabis
  • Uno de los detenidos ha ingresado en prisión

Murcia, ­­­30 de marzo de 2023. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado en Abarán la operación ‘CRUSHERS’, una investigación iniciada para perseguir el tráfico de drogas, que ha permitido desarticular un grupo criminal asentado en Abarán y dedicado al cultivo intensivo y posterior tráfico de grandes cantidades de marihuana.

En la fase de explotación de la operación, llevada a cabo por alrededor de medio centenar de guardias civiles, la Benemérita ha detenido a los doce integrantes del grupo delictivo, como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, tenencia ilícita de armas, contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y contra la seguridad vial; y ha desmantelado toda la infraestructura dedicada al cultivo ilícito de la marihuana, que en el momento de la actuación tenía en última fase de producción más de un millar de plantas.

Las actuaciones se iniciaron a finales del pasado año, cuando efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil abrieron la operación para investigar una serie de indicios que apuntaban a la existencia de varios invernaderos clandestinos dedicados al cultivo intensivo de marihuana instalados en viviendas de Abarán.

Los primeros pasos de la operación permitieron ubicar varias viviendas unifamiliares en la barriada de San José Artesano, del casco urbano de Abarán, las cuales se encontraban ocupadas de forma ilegal por un clan familiar y en las que, presuntamente, se habían habilitado varios invernaderos tipo indoor, destinados al cultivo intensivo de marihuana.

Tras varios meses de investigación, los guardias civiles verificaron que la mayoría de los integrantes del clan familiar residían en una vivienda en concreto y el resto de inmuebles ocupados eran utilizados para el cultivo ilícito del cannabis y su posterior manipulación. También se constató que, además de los integrantes del clan familiar, había otras personas que colaboraban con los anteriores y estaban encargadas del cuidado de las plantaciones, siendo los miembros de la familia los que supervisaban a éstos últimos para que el proceso de germinación siguiera su curso, estando perfectamente organizados y jerarquizados.

Estructura organizada y jerarquizada

Una vez definido el organigrama de los miembros de la organización, que tenía una estructura organizada y jerarquizada, y las viviendas en las que se encontraban las plantaciones, tras obtener todos los indicios necesarios, previa autorización judicial, la Guardia Civil llevó a cabo la fase de explotación de la operación en la que ha participado alrededor de medio centenar de efectivos.

La Guardia Civil ha efectuado la entrada y el registro de cinco inmuebles en los que se ha desmantelado una docena de plantaciones dedicadas al cultivo de marihuana y en las que se ha incautado más de 1.200 plantas en distintas fases de crecimiento y todos los dispositivos de iluminación, calefacción, riego y ventilación instalados.

En el domicilio utilizado como residencia por gran parte de los miembros de la organización ahora desmantelada, los guardias civiles se incautaron de una pistola del calibre 7,65 mm y numerosa y variada munición oculta en el dormitorio principal, probablemente para poder defenderse de los posibles robos entre narcotraficantes, conocidos en el argot como “vuelcos”.

Además de la droga, los útiles para su cultivo y manipulación, el arma y la munición, la Guardia Civil también se ha incautado de tres turismos y un camión, dinero en efectivo, terminales móviles, equipos informáticos, básculas y balanzas de precisión.

A uno de los detenidos se le investiga además por un delito contra la seguridad vial, ya que durante el dispositivo de vigilancia se comprobó en diversas ocasiones conduciendo vehículos a motor careciendo de permiso de conducción.

Otra incautación de marihuana inesperada

Durante el desarrollo de la fase de explotación de la operación, mientras se realizaban las entradas a las viviendas, una familia –compuesta por un hombre, una mujer y dos niños menores de edad– que reside en una vivienda ocupada de una calle colindante, tras ser alertados por los ruidos producidos al acceder a las viviendas, huyó a toda prisa del lugar en un turismo.

Mientras se realizaba el registro en una de las viviendas que conecta con el patio interior del inmueble de la familia que había huido, los guardias civiles observaron varios aparatos de aire acondicionado en funcionamiento, cableado eléctrico que iba desde el patio hacia el interior de la vivienda y hacia el tejado, así como que desprendía un fuerte olor a marihuana, por lo que, previa autorización judicial, se efectuó la entrada y el registro del domicilio donde se hallaron otras dos plantaciones de marihuana en diferentes fases de crecimiento.

En total, la Guardia Civil ha detenido a los doce miembros del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, tenencia ilícita de armas, contra la salud pública –por cultivo o elaboración de drogas–, defraudación de fluido eléctrico y contra la seguridad vial.

Los investigadores de la Benemérita continúan con la operación abierta, no descartando nuevas actuaciones y detenciones relacionadas con el grupo delictivo ahora desmantelado.

El análisis de la información obtenida durante la investigación y de la infraestructura utilizada por el grupo delictivo ahora desarticulado se desprende que tenía una capacidad de producción de varios miles de plantas al año.

Ingreso en prisión de uno de los detenidos

Los doce detenidos, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cieza (Murcia), que ha decretado el ingreso en prisión de la persona que dirigía las plantaciones del grupo delictivo desmantelado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba