Economia

La Plataforma de afectados por el impago del ‘Bono alquiler’ de RUGE Murcia: Ultimátum a Vivienda: “O nos ingresan las ayudas este mes o nos verán en las calles”

Ultimátum a Vivienda: “O nos ingresan las ayudas este mes o nos verán en las calles”

La Plataforma de afectados por el impago del ‘Bono alquiler’ de RUGE Murcia anuncia una concentración el lunes 1 de julio, a las 19:00 horas, en Santo Domingo de Murcia

A la protesta se sumarán quienes sufren los retrasos del resto de subvenciones por adquisición de casas en núcleos inferiores a 10.000 habitantes y por arrendamiento habitual en menores de 35 años

El sindicato juvenil de UGT denuncia que la Comunidad tiene paralizados más de 20 millones de euros que el Gobierno de España transfirió para desarrollar el Plan Estatal de Acceso a la Vivienda en la región

MURCIA. 24.06.2024.- La juventud de la Región de Murcia ya no está dispuesta a seguir esperando más para cobrar las ayudas del alquiler ni las de compra de primera vivienda en poblaciones con menos de 10.000 habitantes. “O nos pagan en lo que queda de mes o nos verán en las calles”. Así de claro se ha manifestado Miguel Lajarín, portavoz de la Plataforma de afectados por el impago del ‘Bono alquiler joven’ y líder de RUGE Murcia, el sindicato juvenil de UGT. “El ultimátum lanzado al Gobierno regional es la respuesta ante el cabreo por las numerosas declaraciones, todas ellas falsas, sobre la fecha de abono de nuestras ayudas”, ha explicado Lajarín. De hecho, la Plataforma de afectados ya ha lanzado la fecha de la convocatoria de la movilización: será el lunes 1 de julio, a las 19:00 horas, en la plaza de Santo Domingo de Murcia; salvo que el Ejecutivo regional ordene la emisión de las transferencias antes del próximo viernes, 29 de junio.

Más de 1.600 jóvenes llevan desde julio de 2022 esperando el primer pago del ‘Bono alquiler joven’ y, según RUGE Murcia, prácticamente la misma cantidad de personas han perdido el derecho a cobrar la subvención del Gobierno de España por la mala gestión de la Dirección general de Vivienda. “Han notificado requerimientos en la sede electrónica sin avisar, han solicitado nuevos documentos en trámites diferentes, han negado la ayuda por compartir contrato de alquiler con otros jóvenes, y no han ofrecido información ni apoyo suficiente a las personas interesadas”, ha declarado el portavoz de RUGE. Incluso en la normativa regional han incluido penalizaciones como no cubrir el primer mes del alquiler en caso de llevar a cabo la emancipación una vez anunciada la convocatoria de la subvención. “¿No era una iniciativa para impulsar precisamente que nos fuéramos de casa de nuestros padres y madres?”, se ha autopreguntado Lajarín.

Para el sindicato lo más grave es que la Comunidad continúa “engordando” el problema, ya que tampoco se ha pagado ni un euro de las ayudas al alquiler habitual de menores de 35 años, que hace más de un año que se comenzaron a solicitar. Tampoco se ha abonado ni una sola ayuda de hasta 10.800 euros para jóvenes que han adquirido su primera vivienda en localidades con menos de 10.000 vecinos. Todas ellas ya han pasado los seis meses de plazo que la normativa contempla para la resolución de los expedientes. La organización juvenil de UGT estima que hay más de 3.000 murcianos y murcianas afectados por estos retrasos y les pide que acudan a la protesta. A su vez, para RUGE-UGT esta situación es el claro ejemplo del desbordamiento de los servicios públicos de la CARM, que acumulan miles de expedientes sin resolver en plazo y que “solo se pueden desatascar si se crean ofertas de empleo público más ambiciosas”.

Los servicios de juventud de UGT han atendido a más de 150 personas desde que el verano pasado anunciaron la creación de la Plataforma de afectados y afectadas por los retrasos en las ayudas del alquiler. Gracias a esta iniciativa el sindicato ha podido conocer de primera mano la situación socioeconómica y todos los problemas que han sufrido las personas interesadas.

Por ello, el portavoz de RUGE Murcia ha recordado que “se trata de personas jóvenes emancipadas con muy pocos recursos. La mayoría tienen ingresos anuales entre los 10.000 y 20.000 euros brutos y destinan hasta 7.000 euros al arrendamiento de sus pisos. Necesitaban la ayuda desde el momento de la solicitud. Sin embargo, al no dotar de recursos suficientes a los servicios de Vivienda, la Comunidad ha conseguido obstaculizar dichas subvenciones y que después de dos años y medio sigan sin percibir ni un solo euro”, ha concluido Miguel Lajarín.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba