Región

La Unidad de Rehabilitación Cardíaca del hospital Reina Sofía amplía sus instalaciones para favorecer la recuperación de los pacientes

La Unidad de Rehabilitación Cardíaca del hospital Reina Sofía amplía sus instalaciones para favorecer la recuperación de los pacientes

El Morales Meseguer ha incorporado también nuevos equipos en sus unidades de Rehabilitación y Estimulación Cardíaca y cuenta con 10 puestos de entrenamiento para pacientes

 

Salud prevé que en 2024 todos los hospitales del SMS cuenten con Rehabilitación Cardiaca en su cartera de servicios

La Consejería de Salud, a través del Servicio Murciano de Salud (SMS), ha ampliado las instalaciones de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del hospital general universitario Reina Sofía, de referencia para el área de salud Murcia-Este, una mejora de las prestaciones dirigida a favorecer la recuperación de los pacientes. 

Este hospital fue el primero del SMS en incorporar una Unidad de Rehabilitación Cardíaca de carácter multidisciplinar, dependiente de la Sección de Cardiología, que comenzó a funcionar en 2007. En la actualidad, el área de salud Murcia-Este atiende a una población de referencia de 204.690 habitantes, con unos 250 pacientes dados de alta por síndrome coronario agudo y unos 1.000 ingresos por insuficiencia cardiaca al año.

La ampliación de esta Unidad, que participa de fondos europeos, junto con su reubicación en la séptima planta del centro, anexa a la Unidad de Hospitalización de Cardiología, supone una importante mejora, ya que ahora cuenta con 10 ergómetros y dos cintas eléctricas para caminar y correr.

El incremento de puestos para realizar estas actividades ha permitido aumentar el número de pacientes que ya se benefician del servicio. Al equipo multidisciplinar que integra la Unidad se ha incorporado recientemente un fisioterapeuta, junto con cardiólogos, enfermería, psicología clínica y nutricionista y rehabilitadores, entre otros profesionales.

Asimismo, se han adquirido 12 ergómetros, 35 cicloergómetros y 8 centrales de monitorización, con una inversión cercana al medio millón de euros, para dotar a las nuevas unidades de los aparatos necesarios y renovar la equipación de las existentes en los hospitales del SMS.

Además, se ha contratado a ocho fisioterapeutas y cuatro enfermeros para implantar dicha iniciativa a nivel regional, con una inversión total de 577.000 euros, dentro del ‘Programa de acceso generalizado a la rehabilitación cardíaca en la Región de Murcia’ (GRECA).

Está previsto que el SMS desarrolle este programa de rehabilitación cardiaca regional para ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes y aumentar su supervivencia, de modo que todos los hospitales contarán en 2024 con Rehabilitación Cardíaca en su cartera de servicios.

Unidad de Cardiología del Morales Meseguer

Asimismo, en el hospital general universitario Morales Meseguer sus unidades de Rehabilitación y Estimulación Cardíaca, Implante y Control de Dispositivos también se han reforzado con proyectos financiados por la Unión Europea. Estas forman parte de la Unidad de Cardiología, que atiende a una población de 272.000 personas del área de salud VI.

En concreto, dispondrán de nuevos equipos de última generación con la tecnología más avanzada, como un nuevo gimnasio de rehabilitación cardiaca con 10 puestos de entrenamiento y una Sala de Electrofisiología para implante de dispositivos de electroestimulación cardíaca que abre la posibilidad de realizar estudios electrofisiológicos y tratamiento de arritmias.

Cuidado de la salud

En 2021 se registraron 59,4 muertes por cardiopatía isquémica por cada 100.000 habitantes en la Región de Murcia, por lo que la Consejería de Salud trabaja en la prevención antes y después del infarto.

La Rehabilitación Cardiaca es un programa multidisciplinar en el que se trata al paciente que ha sufrido una enfermedad cardiaca para implicarla en el cuidado de su salud y que incluye a las personas con quien convive, para que sean partícipes del programa.

Los programas de rehabilitación cardíaca mejoran la recuperación, capacidad funcional y bienestar físico y psicológico, disminuyen nuevos episodios cardíacos e ingresos, mejoran la calidad de vida y reducen las complicaciones y la mortalidad.

Los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares son características biológicas o hábitos y estilos de vida que aumentan la probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular, como el tabaquismo, la hipertensión arterial, la obesidad, el sedentarismo y el estrés, entre otros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba