Opinion_Actualidad

“Lava y tonterías@, Ramón Galindo

Y con esto poco a poco, el volcán continúa echando lava y los políticos vomitando tonterías. Claro ejemplo el del graciosísimo y regordete ministro de cultura y deportes, -que ni tiene cultura ni ha practicado deporte en su vida-. Y el Gobierno continúa regalando los todoterrenos 4×4 a Marruecos –que todos los que conozcan un poco a los vecinos del sur, bien sabemos en qué destino estarán esos flamantes vehículos- mientras los damnificados de La Palma aún alguno sigue durmiendo en el coche (el que lo conserve) los hoteles ya si eso nos los reservamos para otras funciones. Y continúan regando con millones su maquinaria publicitaria, cine incluido por no hablar de los 60 millones de euros que nos cuesta contentar al atajo de enchufados como asesores, la mayoría de ellos con un escaso bachiller y sin pasado laboral, para que Sánchez siga en el poder ¡Pero esto no es lo más grave! Aun así en un país que condena a su Rey por matar un elefante, y por vivir su historia de amor con un dinero que no venía de las arcas, sino de regalos de sus amigos árabes, pero que sienta en los escaños del Congreso a los que justifican el asesinato de personas inocentes y pacta con los que fueron condenados por malversación de “NUESTROS” fondos públicos ¿Qué le podemos pedir? Pero no pasa nada, si la electricidad está en precios históricos y el PSOE coloca como vicepresidente de Iberdrola a Antonio Carmona, uno de los suyos y asunto arreglado. Que tenemos problemas con la justicia pues nada, ponemos a Lola Delgado al frente y de paso su compañero de catre, a la sazón el Señor Garzón le factura nueve millones a PDVSA (la petrolera de Maduro) para coordinaciones con la fiscalía y esas cositas.

      Y todo esto pasa porque lo vengo diciendo desde hace ya mucho humo y muchos puros, mientras no se escarmiente bien la corrupción, mientras la cantera de los políticos esté en desventurados sin oficio ni beneficio, en advenedizos arribistas y gentes de mal vivir; mientras que para recoger los cubos de basura haya que hacer una oposición y para ser concejal o ministro solo tengas que ser un lameculos sin escrúpulos; mientras que para ser un soldado tengas que pasar pruebas psicotrópicas y no podamos saber que fuman o que se meten ni por donde los que manejan el cotarro.

    Por todo esto y por mucho más, estamos llegando a una degradación como humanos y como ciudadanos cuyos efectos van mermando la capacidad de recuperación de tal forma que cuando alguien quiera o intente arreglar el desaguisado tendrá que adoptar medidas tan restrictivas que lo odiaremos tanto que durará muy poco y volveremos a la misma degradación o peor aún.  

 Y como de costumbre y con ánimo de no extenderme más, a vuestra salud y en perjuicio de la mía, enciendo el puro de los domingos y escribo estas letras con el único fin y excusa de enviaros un fuerte abrazo a amigos y familiares.

RAMON GALINDO

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar