Baloncesto

Locura en Fuenlabrada con final amargo para el UCAM Murcia

Locura en Fuenlabrada con final amargo para el UCAM Murcia 

El conjunto universitario remonta 20 puntos en una prometedora segunda mitad, pero cae ante Urbas Fuenlabrada en los segundos finales (96-94) 

URBAS FUENLABRADA 96: Emegano (16), Samar (2), Alexander (19), Meindl (14) y Cheatham (11); Armand (7), Ristic (11), Fernández (-), López (10), González (0), Novak (2), Bagayoko (4). 

UCAM MURCIA 94: McFadden (17), Bellas (8), Rojas (2), Webb (8) y Cate (17); Taylor (8), Jordan Davis (7), Czerapowicz (0), Nemanja Radovic (13), Lima (9), Malmanis (2), Kostas Vasileiadis (5), Mestoglu (-), Tendero (-), Churchill (-). 

Tras un balance de dos derrotas (Real Madrid y Unicaja) y un triunfo (Real Madrid) en los tres primeros encuentros de pretemporada, el UCAM Murcia volvía a viajar a tierras madrileñas para enfrentarse en el Trofeo de Fiestas a Urbas Fuenlabrada. Los universitarios, que no podían contar con Malmanis por unas artritis postraumática en el codo, buscaban seguir trabajando para llegar al inicio de Liga Endesa en las mejores condiciones. En frente, un equipo fuenlabreño que atesoraba dos triunfos (San Pablo Burgos y Casademont Zaragoza) y dos derrotas (Lenovo Tenerife y Baskonia) y muy buenas sensaciones antes del duelo frente al conjunto murciano.  

Sito Alonso volvía cambiar el quinteto inicial -Taylor, McFadden, Rojas, Radovic y Lima- en un partido que arrancaba con un Urbas Fuenlabrada muy acertado de cara al aro. Los madrileños, con un perímetro exterior prácticamente nuevo, empezaban mandando en el marcador tras los primeros minutos de partido (13-8). Los universitarios, muy intensos en ambos lados de la cancha, se apoyaban en Augusto Lima e Isaiah Taylor para mantener a raya la diferencia. No obstante, al igual que en los amistosos anteriores, el desacierto imperaba en las filas visitantes y Fuenlabrada, con el calor y el apoyo de su público, obligaba al técnico universitario a parar el encuentro (22-10). La entrada de Davis y Bellas a pista devolvía la alegría y la fluidez ofensiva al UCAM Murcia, pero la falta de entendimiento atrás permitía a los locales marcharse +10 al término del primer cuarto (30-20).  

Un triple de Webb y un gancho de Cate reducían la renta al inicio del segundo periodo. Los visitantes, con un punto más de intensidad en defensa, parecían conectar con el partido tras poco más de doce minutos, pero el espejismo duraba poco para los intereses universitarios. Urbas Fuenlabrada seguía anotando de todos los colores con un Obi Emegano descomunal. El nigeriano, tras un 2+1, colocaba la máxima renta del partido a mediados de cuarto (44-27). El UCAM Murcia lo seguía intentando con la “Ley de Kostas” desde el 6,75, pero los murcianos no parecían tener la mente en Fuenlabrada y Sito Alonso se veía obligado a volver a pedir tiempo muerto (49-30). Radovic, con muchas dificultades en la pintura, y Kostas Vasileiadis lo seguían intentando, pero los locales conseguían marcharse al descanso con una ventaja muy sólida y grandes sensaciones (58-42).  

El paso por vestuarios sentaba bien a los pupilos de Sito Alonso, que arrancaban la segunda parte mordiendo en defensa, con muy buena intensidad y un gran juego ofensivo que rebajaba la renta hasta el +10. La igualdad se apoderaba del encuentro a cinco minutos para terminar el tercer cuarto. Radovic seguía sumando al poste, pero Emegano (10) y López (10) respondían en el cuadro fuenlabreño. La imagen y la actividad del UCAM Murcia era otra en el tercer parcial. Todos sumaban, las ayudas llegaban y los tiros entraban, sobre todo los del pistolero Thad McFadden que, con 11 puntos seguidos, dinamitaba el encuentro y colocaba a los visitantes por debajo de la decena a falta de un cuarto para el final (77-68). 

El acierto de los universitarios, desapercibido en los primeros veinte minutos, seguía subiendo con creces al comienzo del último parcial. Radovic y McFadden (15), dos de los más destacados del UCAM Murcia junto a Cate, Tomás Bellas y Augusto Lima, volvían a sumar dos triples consecutivos, desatando la locura en el banquillo visitante y obligando a Fuenlabrada a parar el partido tras un parcial de 19-32 (77-74). El vendaval murciano empezaba a arrasar el Fernando Martín y, con él, un Thaddeus McFadden imparable. La mejoría del cuadro universitario era evidente y el conjunto fuenlabreño empezaba a ver cómo le remontaban un encuentro que había llegado a ir ganando por 20. Davis, por partida doble, y Cate, reventaban el aro para igualar el partido por primera vez desde el pitido inicial (80-80). Urbas Fuenlabrada buscaba ponerle remedio a la debacle a través del talento de Emegano (16) y Alexander (15), pero Webb, con 5 puntos seguidos, conseguía colocar al UCAM Murcia por delante a poco más de 2 minutos para el final. Los fuenlabreños respondían rápidamente y volvían a voltear el marcador (92-88), pero Bellas, desde el triple, y Cate, bajo el aro, lo dejaban todo en puño a 30 segundos para la conclusión. Sin embargo, la fortuna no sonreía al equipo murciano, al que se le salían los dos tiros para empatar y terminaba cayendo por la “mínima” en el Torneo de Fiestas ante Urbas Fuenlabrada (96-94). 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar