Opinion_Actualidad

“Mentiras arriesgadas”

Y con esto poco a poco retomamos la actualidad, que a una semana de unas elecciones nos daría para muchos puros de los domingos, pero voy a hacer un resumen tan claro que hasta el más tonto de cada pueblo lo comprendería a la primera.

Sánchez hablaba de su manual de supervivencia, pero en realidad era un manual ya anteriormente escrito, el manual del sátrapa. Y ni siquiera lo ha reescrito, sencillamente ha seguido punto por punto lo establecido. Ya se lo dijo Rivera en el Parlamento: “Sr. Sánchez, Vd. tiene un plan y una banda para llevarlo a cabo”. Pero Albert en su ignorancia se quedó corto en sus advertencias, porque efectivamente Sánchez tenia detrás una banda, pero una banda criminal con las manos manchadas de sangre. Y ya no solo que negocie con ellos, sino que además los defiende diciendo que ETA ya no existe. ¡Sí existe, claro que existe! Lo que ocurre es que ahora en vez de pistolas tienen escaños que son armas mucho más poderosas. También dice Sánchez que fue Zapatero el que acabó con ETA, ¡MENTIRA! Fue el PSOE el que negoció, no acabó con ETA. El plan consistía en entregar un puñado de pistolas oxidadas, enterradas en un zulo de los muchos que aún tienen, echar tierra por encima de los más de 300 asesinatos sin resolver, otorgar las competencias de prisiones al gobierno vasco y trasladar allí a sus criminales condenados para concederle los mejores y mayores privilegios y una vez hecho con el poder judicial donde colocaría a sus afines, aún en contra de la ley e incluso de la falta de vergüenza, permitir que los asesinos convictos y confesos <> ocuparan los escaños ¡Pero claro! Conocemos a los que fueron condenados, pero no a los que apretaron los gatillos y aún esconden sus crímenes, pero que apuesto lo que haga falta que también están en listas o en poltronas, solo hay que verles la cara ¡Qué bien les iban los pasamontañas! Seguro que se encontraban “cómodos, cómodas y cómodes” con ellos puestos ¡Qué no serán capaces de hacer con el poder, cuando fueron capaces de asesinar a niños e inocentes!

Este es Sánchez y aquel era Zapatero, fueron incapaces de aprobar una oposición, o montar un despacho, o poner un negocio haciéndose autónomos, ni siquiera trabajar un puto día pagando impuestos y solo ansiaban en viajar en Falcon o vivir en palacios y tener un retiro dorado en una mansión de un barrio lujoso, a cambio de sumir al país en una ruina, aplicando la segunda parte del plan, repartir limosnas exprimiendo a los que madrugan y trabajan entre los que no pegan golpe, pero les dan votos, esto también está recogido en otro manual, el manual bolivariano.

Pero a este panal de rica miel de la política, no solo a nivel nacional acuden moscas, también en las municipales tenemos pequeños sátrapas, que sabedores del uso de la mentira, usan los mismos manuales para tocarse la jalbaida y obtener jugosos y pingües sueldos y resultados, y todo esto sin pasar un examen psicológico ni un test de detección de drogas, puesto que sus comportamientos y espectáculos son evidentes de ser amigos de determinadas sustancias.

Y también tienen un plan y también tienen una banda. Su plan es muy sencillo, mentir y engañar “prometer y prometer hasta meter y después de metido, nada de lo prometido” ¿Cuantas viviendas dice que va a construir? ¿Cuantas veces dijo que no pactaría con Bildu? “Se lo repito veinte veces si hace falta”. Y la gilipollez de que no dormiría tranquilo si pactara con Podemos y luego los nombró vicepresidentes del Gobierno y “ministres”.

Otro de los capítulos del buen sátrapa (en este caso local) dice: Pagar a sus estómagos agradecidos y rodearse de una banda de gentes de medio pelo, que nunca lo puedan desplazar, que no tengan donde caerse muertos y deban obediencia ciega a su “colocado” líder. Entran metiendo la patita poco a poco, jurando en arameo si fuera necesario, incluso prometiendo donar sus sueldos a la beneficencia ¡Todo mentira! A estos también les venía bien los pasamontañas pues sus caras y sus expresiones lo dicen todo y si pudieran asesinaban, pero en el fondo son unos cobardes y solo sueltan coces a traición y cuando se ven protegidos por su banda, y no me invento nada, hay condenas judiciales que así lo ratifican.

Yo no soy de pedir el voto a nadie, cada uno debe ser libre de darlo a quien crea conveniente, pero en este caso la cosa es diferente, estamos hablando de asesinos y de sátrapas y recordar que tan ladrón es el que roba, como el que le sujeta la escalera. Y que sí es verdad que hay más tontos del pueblo que perros descalzos, pero va siendo hora de espabilar y por esto a todos estos vendedores de humo, que mucho rebuznan y sueltan coces, pero que luego solo recompensan a sus “estómagos agradecidos” dejen de dejarse engañar, pues vuestro voto, sin duda irá a parar a los del pasamontañas o a sus “amigues” capaces de gastarse doscientos mil euros en una aplicación para repartirse las tareas del hogar, cosa que muy fácilmente se hace en una cuartilla pegada con un imán en la puerta del frigorífico, y precisamente lo dicen unas niñatas que viven en lujosas mansiones con servicio doméstico, jardinero, chofer, escoltas y niñera todo ello pagado con nuestros impuestos. Mucha portada de revista de moda, mucha ley errónea y seguramente nunca han cambiado un pañal.

A estos de barba de tres o cuatro días, cuyo pasamontañas les viene ni que pintado, con ojos inyectados en sangre de haberse pasado de la raya o de no haberse tomado la medicación, sabiendo desde el principio con quien se van a aliar, no hay que concederles ni la más mínima de las atenciones, solo merecen la ignominia y la ignorancia.

RAMON GALINDO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba