Opinion_Actualidad

Montanaro: EL CIRCO DE LAS ELECCIONES VASCAS


EL CIRCO DE LAS ELECCIONES VASCAS

“En Euskadi no nos falta la paz, nos falta la libertad”. Rosa Diez. Se acercan este domingo las elecciones vascas, curiosamente este territorio ha dado a España durante siglos grandes patriotas y no es cierto que los vascos sean separatistas, lo que si es cierto es que el monstruo creado por el PNV y los sociatas por el interés de siempre les han salido respondones y los herederos del terrorismo son cada vez más fuertes gracias a una mafia implantada desde hace tiempo y desconocimiento total de las nuevas generaciones de una realidad criminal, el terrorismo de ETA hoy blanqueado en Bildu, así han consumado la expulsión de los negacionistas del independentismo, vascos honrados que han tenido que emigrar de su tierra gracias a las amenazas y a la extorsión de criminales asesinos que hoy se amparan en un partido miserable blanqueado por este gobierno, el de Oscar Puente con su partido democrático mejor que el PP, el delegado del Gobierno en Madrid y las pulseritas de patrioteros, ya hay que ser miserable, como las condolencias de Sánchez por la muerte de asesinos y, con la sodomización de la Justicia a los intereses de los terroristas, una amalgama de miseria que inunda este país, en resumen, generaciones perdidas a las que se les ha cercenado su identidad que han hecho del País Vasco una tierra más empobrecida moralmente y más miserable, está llena de gente pero vacía.

Hoy las redes están inundadas de noticias y de alegatos en favor de los exiliados en pleno siglo XXI, exiliados de su tierra en pleno territorio español, se habla de más de 200.000 personas que han perdido el derecho a al voto en el País Vasco al vivir fuera de esta tierra con sus consecuencias jurídicas y legales como es el padrón, no lo harán porque de hecho están en el exilio la mayoría y otros tantos vascos ya han perecido, una nueva generación ausente del asesinato cobarde de ETA, se educa en libelos libertarios con ausencia de ética y moral, la formación es radicalmente sectaria, la ideología impuesta a una sociedad vasca manipulada, conducida y sobre todo extorsionada.

La historia no es sana para la hipocresía cuando es notaria y notoria, ambos, tanto PNV como Bildu y con la complicidad del PSOE tienen las manos manchadas de sangre a pesar de gobernar una tierra honesta. Asesinando, matando, extorsionando, secuestrando han conseguido expulsar a su enemigo natural, el honesto trabajador vasco y han hecho limpieza ideológica, no étnica, por el contrario, han desarrollado una mezcolanza internacional de profana aptitud y actitud, un revoltijo de sentimientos tan dispares como necesarios para su plan, han aprovechado décadas de desvaríos y terror para, como ya hiciera el PSOE en Andalucía, crear una red clientelar de estómagos agradecidos y apesebrados, que conscientes de la mentira del nacionalismo vasco se suman a ella para sobrevivir, y además, manipular como los catalanes la historia y los hechos para distorsionar en la educación y en la formación la verdadera génesis y trasiego histórico vasco, escamoteando a las actuales generaciones la realidad de un gran pueblo a través de la mentira nacionalista. Todo ha sido amparado por las necesidades electorales de los diferentes gobiernos, de uno y otro color, unos más moderados, pero, sobre todo, con la radicalización de los socialistas de Zapatero y Sánchez.

Increíble alegato, ETA con sus asesinatos cobardes, con la extorsión, los raptos, el propio estupro, una mafia que asesinó y echó al destierro a las personas honradas, y hoy, en vísperas de elecciones vascas en España, ni olvidamos ni mucho menos perdonamos a perros sarnosos y salvajes refugiados antes en ETA y hoy en Bildu pero, el PNV hizo mezquinamente de cómplice silencioso aprovechando el asqueroso y miserable escenario de terror en su beneficio, hipocresía y cinismo en desarrollo exponencial, el resultado vectorial es la suma en un problema cívico, es la cruel realidad, en lugar de apartar como basura y leprosos ideológicos a los terroristas, éstos, una vez derrotados por la antigua Democracia española, por la Guardia Civil, por la Policía, por los Jueces y Fiscales y reinventados hoy en otras siglas para bordear la Ley de Partidos y sobre todo, con la complicidad de un Congreso pervertido y prostituido, tenemos a asesinos haciendo su interesada y maquiavélica política y blanqueados por los socialistas que los aplauden con su consecuente traición a sus propios muertos, asesinados a manos de los que hoy aplauden como socios leales.

En epílogo y en prólogo son todos iguales, catalanes y vascos. ERC con sus asesinatos y aquel Luis Company que, como cita el historiador catalán Cesar Alcalá, él y su partido, ampararon el asesinato de unas 26.000 personas a manos de los anarcosindicalistas en los primeros meses de la Guerra Civil en 1936 y más. El PNV y sus sectarias manos manchadas de sangre en una firma terrorista de la que han sacado partido. Así, en recuerdo de un fanático como Arana y líder espiritual, donde decía que; «La mujer es vana, es superficial, es egoísta, tiene en sumo grado todas las debilidades propias de la naturaleza humana. (…) Es inferior al hombre en cabeza y en corazón. (…) ¿Qué sería de la mujer si el hombre no la amara? Bestia de carga, e instrumento de su bestial pasión: nada más». La temprana muerte de Sabino Arana a los 38 años ayudó a que sus seguidores lo encumbraran como «mártir», como «santo» e incluso como el «Jesús vasco», ahí es nada, ya hay que ser imbécil y anormal. Aunque se esconde el titular patriótico, en sus últimos escollos lúcidos Arana desistió a su integrismo inicial, el inventor de la ikurriña puliría sus premisas y renunció a la independencia referida. Cierto es que su partido no suele rescatar estos antecedentes de lucidez y su plan inacabado, el de sustituir al PNV por una nueva federación, la Liga de Vascos Españolistas, ahí es nada. ¿Pimienta?

La ETA, la enfermedad terminal de nuestra democracia, una verdadera mafia criminal, hoy blanqueándose en Bildu con sus cobardes asesinatos, muy cobardes, de gentuza más cerca de la mierda humana que de la basura, hace décadas y ahora igual, porque un ruin y miserable homenaje no blanquea asesinatos. La historia es cruel por lapidaria y ahí está el PSOE y los comunistas para reescribirla, pero, con sus propias cunetas llenas de muertos y las fosas comunes atestadas de curas, monjas, inocentes acusados por odio y envidias y claro, del ejército contrario, sus fantasmas y su historia. Ahora quieren dar lecciones…

Nos acercamos a épocas difícilmente de creer para españoles de bien, Están ya viendo la forma de hacer constitucional los futuros referéndum de segregación entre Sánchez y el TC. Amnistía, cambiar las leyes a su antojo…, ¿de quién depende la fiscalía?, o borrar indicios de que, un terrorista como Otegi pueda estar implicado en un asesinato, el archivo de causas pese a que hay sobradas evidencias de delito, el filtrado interesado de información a la prensa del aparato de propaganda del régimen, el uso el dinero público de nuestros impuestos para lo que me apetece, no rendir cuentas a nadie pese a que los tribunales lo exigen, saltarse las leyes a la torera, nada nuevo que no hagan estos dictadores, nacionales y nacionalistas, pero como tampoco hay nadie que tenga los arrestos de hacer su trabajo, pues a tragar y así sobreviven estos degenerados de Bildu, PNV, Junts, ERC y comunistas.

Aquí son todos iguales, socialistas, sánchistas, zapateristas, catalanes y vascos independentistas. Si la opresión no existe la provocan, la inventan, la sueñan, la difunden. Ante este temor, las masas nacionalistas se aglutinan, se hacen fuertes, se agrupan para frenar al enemigo común, que no es otro que la legislación y el orden constitucional vigente. Vemos ya sin estupor como para los asesinos y delincuentes, Sánchez y su totalitarismo es un chollo, es la marioneta, el monigote con el culo roto por muchos más de 7 votos de los que dependen para seguir pastando el tirano en la Moncloa, pero acabarán unos en el destierro y otro en la cárcel.

Decía el filósofo riojano Gustavo Bueno que; “El gran peligro de Europa es la disolución de la unidad de España.”

Andrés Hernández Martínez

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba