Opinion_Actualidad

Montanaro: LA DICTADURA DEL PROLETARIADO SÁNCHISTA, El VICIO DEL PODER

LA DICTADURA DEL PROLETARIADO SÁNCHISTA, El VICIO DEL PODER

“El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará forzado a inventar veinte más para sostener la primera.” Alexander Pope, poeta.

Estamos cada vez más inmersos en una verdadera dictadura totalitaria del tardo comunismo español, comunismo jacobino enarbolado por la mediocridad, aderezado con la incultura y sobrecogido por la venganza de traidores oportunistas del régimen bolivariano de Sánchez el indecente -ya está a esos niveles-, esto es lo que nos ha deparado la sumisión de los 23 forajidos y forajidas de la política española, y veremos más. Ya me gustaría criticar a nuestros políticos más cercanos y su peregrina e interesada gestión de nepotismo ilustrado, que se lo merecen por oportunistas y cantamañanas y aquí, ya no se escapa nadie, pero la actualidad me vuelve a señalar este gobierno de fariseos y trashumantes de la dignidad. lo último, las dos leyes vengativas y crueles que nos quieren inculcar, por un lado la de la cajera de Vallecas, como aquella estanquera pero en analfabeta, a pesar de tener estudios de psicología de los que yo me rio, y ese infame empecinamiento  por acosar al género masculino que la ha llevado a desarrollar un panfleto propagandístico comunista y chavista lleno de incoherencias legales y naturales, lleno de faltas de ortografía propias de un estudiante víctima del fracaso escolar de la ESO y lleno  de odio, de mucho odio al género masculino, en lugar de una Ley que evite, por ejemplo, que los de Podemos y los socios socialistas bolivarianos en Mallorca y Valencia permitan por omisión y negligencia el menudeo y la prostitución de las niñas bajo su amparo y tutela, por ejemplo…, y claro, los socios por interés han tenido que enmendarle la plana, y aun así, esta fuera de la ley y la jurisprudencia, cosas del bajo nivel de nuestros ministros, la ignorancia supina en la que estos imbéciles e “imbécilas” se han situado los hace peligrosos, en breve harán como el caudillo Chávez…, “expropiese al gusto”,  de hecho, su coleguita de viaje, el vicepresidente por accidente con 14.000 leuros de sueldo al mes sin contar lo de la diva de Galapagar, lo que no gana un trabajador mileurista en un año, critica al ministro de justicia y lo acusa de machista, él que sentenció públicamente el azote hasta sangrar a una mujer periodista, el feminista…, “fueraparte”, insultar a todo lo que no está en su rango de poder como la prensa, excepto su aparato propagandístico que es la Sexta claro, los quiere mandar a la cárcel y los acusa de chupar hemorroides ¿al poder?…, y de esto ha hablado bien, he de reconocerlo, y con conocimiento de causa, de hecho, puede hacer la tesis sin plagiar, ha estado chupando las almorranas, con perdón de Sánchez durante meses hasta conseguir vivir como un noble burgués capitalista en claro ejemplo del desarrollo comunista que predica, y su gente lo sigue y lo defiende, y cuando no están de acuerdo con él como en la Complutense, universidad cuna de Podemos por “vendeobreros” los tacha de fascistas, a los que fueron los suyos, a los que lo acompañaron en el escrache a Rosa Diez, este es el pájaro que vivía en un pisito de Vallecas al que su novia le gustaba volver de madrugada sola y borracha, “pa mear y no echar gota”.

La otra debacle indecente es la ley de la señora Celaá, una millonaria ministra con cojera socialista por esto del reparto de miseria, no de su fortuna, y criada en lo más vetusto del conservadurismo y clasicismo vasco que, tras ocupar colegios privados de elite y católicos en la educación de sus vástagas viene a darnos lecciones de moral y ética, pero sobre todo, demandando la injerencia del gobierno en la educación de nuestros hijos quizás, porque no sabemos los padres como hacerlo y necesitan aborregar a las futuras generaciones, como Stalin en Rusia, más fascista que  Hitler. La novena ley de educación y la octava del PSOE en tres gobiernos socialistas, una filosofía basada en el rencor y en la soberbia de estos soberanos de la miseria, y lo demuestran orgullosos, primero atacando a la concertada y pasándose por el refajo a sus votantes y sobre todo, vulnerando la soberanía familiar, en un intento de aborregar a las masas, no saben cómo hacer más ignorantes cada legislación, si alguna evidencia hay, es que hoy nuestra población escolar es más lega que hace 40 años, ¿la base?, facilitando la mentira y la manipulación por cada rincón de España en las aulas, no es para menos, de hecho, Cataluña fue invadida y robada por españoles y sigue, -Colon era payes y Shakespeare un huido como Puigdemont-.

Lo triste es que, la nueva ley de educación pretendida es una sinfonía de requiebros comunistas hecha por burgueses capitalistas enfocada a la desnaturalización de la familia, institución contraria a la progresía social comunista y al contubernio estatal progre, el mismo que ni protege ni salvaguarda en un soberbio y viciosamente enfermiza ansia de poder y sometimiento, adornándolo engañosamente con una partitura de dialogo que lo único que significa para estos 23 tahúres de la política que viven de la mentira, es la licencia de frívolas concesiones a los delincuentes golpistas y proterroristas con el enemigo durmiendo en casa, mientras les vacilan a ganaderos y agricultores y ahora a la policía y a la Guardia Civil, ¿los siguientes?

Y como estamos en época de penitencia y por poner un punto positivo para la esperanza, no todo es malo, se impone un guiño al enorme senador  Bernabé, el único que en el Senado pone las tildes a los impresentables progresistas, sediciosos y terroristas defendiendo los intereses de esta región, y eso a pesar de que otra reata de indecorosos políticos dirigidos por López Miras (que no lo veo yo en el Senado enmendado la plana a los díscolos en un discurso tipo Bernabé y sin mirar el papel…), velados por Teodoro y su tesoro y controlados por Pedro Antonio Sánchez desde el olvido, casualmente la elite de la vergüenza y la incompetencia pepera murciana, lo intentaron desacreditar relegándolo al último puesto de la lista, ¿temor?, ¿recelo?, ¿aprensión? Otra secta en busca del bocadillo, vaya pandilla.   

 Sebastián Sáez hablaba sobre la película, “El vicio del poder” como con tono satírico, se convertía en una crítica a los integrantes del partido en el poder, y así son retratados como un grupo de ambiciosos sin ningún tipo de moral ni valores humanos. La analogía la tengo clara.

Andrés Hernández Martínez

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar