Opinion_Actualidad

Montanaro: OPERACIÓN ROMEO SIERRA, PUES CLARO, IDIOTAS

OPERACIÓN ROMEO SIERRA, PUES CLARO, IDIOTAS

Parece un poco exagerado pero, nada más lejos de la realidad, la ministra de pacotilla que se encarga de que las Fuerzas Armadas españolas no den mucho el follón, la misma que establece premisas vergonzantes sobre si roban los suyos -socitas de futbolín- o los contrarios y además procurándoles puertas giratorias a los altos mandos en su salida de la milicia o, facilitando agendas de conveniencia, así, la señora y el gobierno están aireados por las confesiones del ex JEMAD, el madrileño Fernando Alejandre Martínez, confesiones que se sitúan a medio camino entre un cuaderno de bitácora y las memorias de un general que les ha hecho pupa, una afrenta a su ideario político social comunista mediocre y peregrino, una reaparición fantasmal de las FF.AA., de las que meten miedo, se alarmó la señora cual marquesa en un supermercado, la falta de costumbre…, miedo, estupor, todavía no se han dado cuenta de que y quien son las Fuerzas Armadas Españolas, es la única institución que da dignidad a este gobierno de pervertidos emocionales en el mejor de los casos y trastornados intelectuales en el peor, son la única institución fiel al Pueblo Español.

Decía el protagonista y autor, “Tuvimos previstas todas las alternativas frente al independentismo en Cataluña”. Este hombre fue el Jefe del Estado Mayor de la Defensa entre 2017 y 2020 y no lo tuvo fácil, un gobierno tierno y sibilino como era el de Rajoy se enfrentaba a un intento de sedición, de segregación territorial, de rebelión, un Golpe de Estado de libro y de fondo, estaban los miserables cantamañanas y agitadores comunistas y anárquicos, acosando desde una progresía inventada, ruin y grasienta al Ejecutivo. Fue por tanto el JEMAD desde un rincón y a oscuras quien, también tuvo que lidiar con una de las mayores amenazas que ha sufrido la integridad territorial de España en los últimos años, el referéndum ilegal y la posterior declaración de independencia de Cataluña, el peor delito contra la Constitución democrática hoy aprobado y blanqueado por no decir extirpado por esta banda de cuatreros políticos que gobiernan, bueno….

¡¡¡El Gobierno hoy ve “gravísimo” que el ex JEMAD Alejandre asegure que existía un plan militar para frenar al independentismo, pues claro idiotas!!!…

Entonces había timidez, se me tachará de redundante, de pavoroso y pesimista, incluso de un sectario anti socialcomunista, ya lo he escrito por activa y por pasiva, pero fríamente creo que Pedro Sánchez atesora ya suficientes elementos en su persona para que se le considere el autor de otra algarada por no decir asonada legislativa de los últimos años en España. La puñalada trapera a nuestra Constitución y su integridad. Lo acontecido con la derogación del delito de sedición y la antesala de la malversación a la carta para garantizar la impunidad de los golpistas catalanes y, como títeres secuestrados por ellos para vivir en Moncloa es el cenit negro y crítico de la demolición del sistema constitucional que los españoles nos dimos en 1978 con generosidad, aplomo y sobre todo con inteligencia y que hoy, no le gusta la “señorito”. Una descarga de artillería descontrolada contra nuestra integridad que sigue, que continúa adelante sin miramientos.

Se les olvidan a estos elementos y demás fauna parasitaria y, a esta ministra que fue jueza que, en su artículo 8, la Constitución dice: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de tierra, la Armada y el Ejército del aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”.

Y claro, seguimos con la Carta Magna en la mano, en el Título IV, el artículo 97 encomienda al Gobierno dirigir la política interior y exterior, la administración civil y militar y la defensa del Estado. “Asinque”, es el Gobierno y solo el Gobierno, él que toma las decisiones sobre la política militar, que un gobierno como el de Rajoy se preocupe de velar por la integridad de un país y que un gobierno como el de Sánchez se preocupe de desbaratarlo, desahuciarlo y destruirlo es una equidistancia tan tangible como intolerable. La única intervención posible del Ejército en la vida política e institucional, pasa por la puesta en marcha los mecanismos excepcionales que contempla la Constitución, son los que regulan los estados de alarma, excepción y sitio.

Está descartada la intervención del Ejército, de las FAS en situaciones de alarma o excepción a no ser por requerimiento del Ejecutivo, la Ley Orgánica la contempla cuando se declara el estado de sitio, en los supuestos de “insurrección o acto de fuerza contra la soberanía o independencia de España”, su integridad territorial o el ordenamiento constitucional que no pueda resolverse por otros medios y a la orden del Ejecutivo, hoy son altercados…, desórdenes públicos…,  y por supuesto proponiendo al Congreso de los Diputados su declaración, obligándose a determinar el ámbito territorial, la duración y sus condiciones. Asimismo, designará la autoridad militar que, bajo su dirección, haya de ejecutar las medidas que procedan en el territorio al que, el estado de sitio se refiere.

“Asinque”, ahora resulta que el Gobierno considera “gravísimo” e “inaceptable” la afirmación del Tte. General Alejandre de que contaba con un plan militar pactado con la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para responder al desafío independentista del 1 de octubre de 2017. ¡¡¡PUES CLARO, IDIOTAS!!!, no todo es en este país es libertinaje y sumisión chantajista, no todo es desmantelar la Constitución, no todo es prevaricar contra las Instituciones, o ¿no es prevaricar querer meter en el TC a un ex diputado y exministro proveedor de indultos y una directora general sociata pro independentismo, además de, lo que hizo con una ministra como fiscal general? Sánchez se confesó en público, él no quiere un Ministerio de Defensa, posiblemente sí un ejército personal como aquél antecesor en el tiempo y en la historia negra de este país que fue Largo Caballero, quizás, solo quizás, ¿una guardia mora personal como Franco?

El entonces JEMAD era la persona que había y ha de habilitar los planes de acción contra los rebeldes, y así lo expone de la manera más natural el autor en su libro ‘Rey servido y patria honrada’ al cual me remito, da detalles de cómo se vivió el referéndum ilegal del 1-O desde la cúpula de las Fuerzas Armadas y afirma que, él mismo, redactó meses antes un planeamiento, el ‘Plan Romeo Sierra’, para prever una posible actuación militar frente al secesionismo catalán, de hecho, asegura que llegó a estar activa durante ocho segundos, los que duró la declaración unilateral de independencia de los insurrectos, y por tanto jamás se llegó a difundir “y mucho menos a ejecutar”.

El debate en torno a algo natural es si existió, si se sabía y se le califica de gravísimo por defender en ciernes y como prevención de la soberanía nacional, hoy las alianzas con terroristas y golpistas del gobierno, totalmente antinaturales, como el mismo gobierno a cama caliente, y además con los tardo comunistas españolas fieles a la doctrina de Stalin, todo plan de prevención soberano es un atentado contra su integridad, no la de los españoles…

En el libro, el ex JEMAD explica que fue él quien tuvo la iniciativa de preparar ese plan ante la gravedad de la situación y la “sorpresa” de que el Gobierno de Mariano Rajoy hubiera decidido abordar la situación de Cataluña “sin contar con las Fuerzas Armadas”, y ojo, es parte de su obligación castrense en su mando y ocupación. Por ello, solicitó al Mando de Operaciones un plan de contingencia para la ministra Cospedal en el mes de agosto y así exponerle la situación y pedirle una orden de activación “que diera respaldo legal a las actuaciones que estaban o se pensaban poner en marcha”. La intención del gobierno era actuar con las Fuerzas de Seguridad solamente y así se hizo. 

Nunca se pretendía en el plan ROMEO SIERRA atajar con desproporcionada violencia ningún acto subversivo, en absoluto, de hecho, el plan redactado por el JEMAD, según expone él mismo en su libro, contaba con distintas fases en función de la evolución de los acontecimientos, desde el apoyo logístico a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que fueran desplegadas en Cataluña hasta “acciones de refuerzo” de los militares a la Policía Nacional y la Guardia Civil, natural.

Obviamente Alejandre fue cesado como Jefe de Estado Mayor de la Defensa por la actual ministra de Defensa, Margarita Robles, en enero de 2020, no era persona adicta al régimen sánchista, no se le ofreció puerta giratoria en notable empresa ni bocadillo de jabugo. Sucedió “abruptamente”, según él mismo relata, mientras se encontraba participando en una reunión de la OTAN en Bruselas y después de distintas discrepancias con Robles y todo su equipo ministerial, natural, la vulgaridad y mediocridad en su más alto exponente.

 Se promulgó la ley 5/2005 de la Defensa Nacional que tiene por objeto “la protección del conjunto de la sociedad española…y de la integridad territorial de España”, señalando en su artículo 6 al Presidente del Gobierno como la persona competente para ordenar, coordinar y dirigir la actuación de las FF. AA, así como disponer su empleo. ¿Y si el Presidente del Gobierno renunciase en sus responsabilidades ante la declaración de independencia de una parte de España como de alguna forma hasta ahora viene ocurriendo en Cataluña? Ya estamos en otra época distinta a aquel golpe de Estado del propio Frente Popular a la II República, hechos históricos que degeneraron en libertinajes, abusos, asesinatos y aquelarres violentos.

Hoy vivimos, quizás por miedo, quizás por desconfianza, una época en la que el Ejército, la FF.AA. no parecen formar parte de la Sociedad, a pesar de ser totalmente queridas por una sociedad honrada y honesta, no se ven militares uniformados ya, son un tabú, las paradas militares se establecen fugaces, se recela de los uniformes, pero no de los comunistas, filoterroristas y golpistas sentados en bancadas parlamentarias. Hubo un tiempo, como dice…, que quizás tuviese alguna razón para no ser blanco de la banda asesina ETA, ¡hay que joderse! Curiosamente hoy sus representantes son aliados de Sánchez y su gobierno y nos chantajean. Ojo, el tiempo es mucho más poderoso que todos estos canallas, hoy podemos tenerlo todo o creer que lo tenemos y mañana nada, y es el tiempo el que nos pone en nuestro sitio, no olvidemos los paradigmas de la vida que son curiosamente impredecibles.

La obra escrita analiza la historia reciente de las Fuerzas Armadas Españolas, reflexiona sobre los valores que dominan actualmente la cultura y la política española, así como sobre las amenazas que con frecuencia ignoramos, convencidos de que nuestra seguridad es algo dado en lo que no es necesario pensar ni invertir recursos. Las Fuerzas Armadas españolas han de velar por la seguridad de la sociedad y proteger la integridad ante cualquier tipo de amenazas, interna o externa. Es una contribución determinante para la pervivencia y supervivencia de España y, sobre todo, para la libertad de sus ciudadanos. Sin embargo, a pesar del papel imprescindible que desempeña en nuestras vidas, su cometido pasa a menudo inadvertido para los españoles.

El libro, como decía, mezcla experiencias personales y reflexiones sobre el mundo militar actual y los cambios experimentados en España y en el mundo durante medio siglo, es un documento consciente y profundo, lúcido y consecuente escrito en primera persona sobre una institución tan vital como desconocida para la sociedad, las Fuerzas Armadas.

 Me despido con un juramento que parece pasar inadvertido a colación del artículo, dónde dice… ¡Soldados y marineros! ¿Juráis por Dios o por vuestro honor y prometéis a España, besando con unción su Bandera, obedecer y respetar al Rey y a vuestros Jefes, no abandonarlos nunca y derramar, si es preciso, en defensa de la soberanía e independencia de la Patria, de su unidad e integridad territorial y del ordenamiento constitucional, hasta la última gota de vuestra sangre? Pues eso.

Andrés Hernández

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar