Opinion_Actualidad

Montanaro: YO VOTÉ A VOX Y NO ME EQUIVOQUÉ

YO VOTÉ A VOX Y NO ME EQUIVOQUÉ

Tácito. “Una muerte honrosa es preferible a una vida vergonzosa”, o no…

La indecencia se ha apoderado de este país desde hace ya algunos meses, y visto los contactos vis a vis de Sánchez e Iglesias donde, la cópula política alcanza el éxtasis arbitrario más profundo y vergonzoso vamos, vamos encarados a otro fraude socioeconómico en un claro derroche de indecencia política, se ve que ya no queda nadie honrado ni decente en el PSOE. No deja de ser curioso como un partido fracasado, con ancestros ideológicos totalitarios tardo comunistas bananeros, y digo bien lo del fracaso de Podemos ya que en abril de este año consiguió caer en 22 diputados respecto a los anteriores comicios quedándose en 42, llegaron incluso a venderse como líderes absolutos de la izquierda, pensando en doblegar al PSOE y curioso el tema, ahora el pueblo soberano y seguro que también equivocado les quita 7 escaños más y los relega a lo que siempre han sido los comunistas en España, una fuerza de la cola donde su lideres disfrazados de currantes con camisetas reaccionarias y peinados multicolores imponen sus figuras turbadoras en los colegios electorales, y luego, dilapidan su vanidad en lujosas viviendas aburguesadas tomando el pelo al verdadero gestor de ese lamento, engañado por la falsa deidad de una izquierda equitativa, la misma que reparte la miseria y el dinero de los demás –no el suyo- a su libre albedrio, cosas del jacobino bolivariano que se han inventado, pero haciendo gala de ese discurso errático y oportunista, unas veces violento y temerario, otras separatista y anticonstitucional y cuando van de lobos disfrazados de borregos, lánguido y sumiso, sobre todo ante los medios, y por cierto, con la complacencia unas veces y con la complicidad otras de esta prensa audiovisual progre pero de economía mayúscula, rica y aburguesada, y así, con un escenario favorable, no reconocen su fracaso sino el error del pueblo soberano al dotar a VOX de 57 escaños, ese es el discurso, disfrazar su fracaso con la vulgar y barriobajera amenaza de la ultraderecha, amenaza y violencia de la que se jactan en sus mítines, de dialogar para permitir la salida de Cataluña de España, justificar los asesinatos de ETA o tomar las universidades entre otras, y estos recién nombrados, terroristas y sediciosos serán los nuevos socios de Sánchez I el indecente, lo único que saben hacer, al igual que su correligionario es disfrazar sus fracasos y vergüenzas de humillación al prójimo y ahora toca humillar a España aliándose con las putas poligoneras vascas y las independentistas sediciosas siempre dispuestas a venderse las primeras por unas monedas de plata y las segundas por un minuto más de protagonismos, Cataluña secuestrada, la frontera violada y no pasa nada.

Sí, he votado a VOX porque junto a casi 4.000.000 de españoles, 3.7 para ser más exactos estamos hasta las narices de aguantar una inmigración incontrolada y peligrosa, y por eso, donde más hay como en Almería y sus invernaderos o el campo de Cartagena, además de Ceuta, por cierto, y Melilla con el PP que han votado buscando soluciones tangibles y no verborrea barata de mercadillo disfrazada de insolidaridad y xenofobia, y nada más lejos de la realidad.

Sí, he votado a VOX porque junto a casi 4.000.000 de españoles, 3.7 para ser más exactos estamos hasta las meninges de abajo de mantener con nuestro dinero partidos independentistas que, gracias a una ley electoral caduca y ambigua tienen más representación porcentual que los partidos constitucionales, no tengo nada contra los independentistas y secesionistas, es su problema y su frustración, pero legalizarlos y mantenerlos económicamente me parece de chiste, como este libelo catalán al que nos están sometiendo.

 Sí, he votado a VOX porque junto a casi 4.000.000 de españoles, 3.7 para ser más exactos estamos en desacuerdo con las 17 taifas en las que se auto divide España, con las que hemos conseguido un sistema más sectario que el federal, un sistema que no tiene altura y donde se han creado nidos  de corrupción y, ha costado la ruina a este país, incluida las descentralizaciones de los principales hitos de un país, la Sanidad, la Justicia, y la Educación, donde se ha desarrollado de acuerdo a la corriente de frustración de la taifa o mal llamada comunidad autónoma.

Sí, he votado a VOX porque junto a casi 4.000.000 de españoles, 3.7 para ser más exactos estamos hasta las pelotas de que por la condición de ser hombre sea un delincuente, maltratador y violador en potencia gracias a las chabacanerías propagandísticas de la izquierda progre y reaccionaria.

Pero esto es España y los perdedores tienen su premio, y claro, con 2.3 millones de votox, millón y medio menos que VOX, los podemitas alcanzan la participación en un gobierno de pesadillas, curiosamente, ya puede dormir tranquilo Sánchez I el indecente en Moncloa con perdedores reaccionarios de la ultraizquierda peligrosa, antes no podía en una acceso de soberbia, el 95% de los españoles que no podia en junio no lo sé pero, con tal de seguir en Moncloa es capaz de sacrificar a España y ponerla a los pies de traidores y sediciosos, y creo humildemente que eso a los españoles que han votado PSOE no les gusta nada, la economía ya la hemos visto resentirse, nos vamos económicamente a la mierda literalmente, pero es lo que quiere Iglesias y Podemos, acabar con el IBEX, en la mente está Venezuela, Bolivia, Cuba, o lo que es lo mismo, los paraísos ideológicos podemitas.

Una lección que estos sinvergüenzas nunca podrán asumir es la dada por Rivera, no cabe duda de que ese partido era -ojo con Arrimadas y primera mujer en ser presidenciable- un partido de cantamañanas y abrazafarolas, pero al menos, ha dado una lección de dignidad que nunca la dará Iglesias ni Sánchez I el indecente, joder, si hasta el primero, encantador de serpientes ha blanqueado su super chalet con casa de invitados y el segundo su alquiler en la Moncloa. “Asinque” gracias a este grupo de amigotes herederos de las confluencias de la segunda república y sus tristes protagonistas, se vuelve a blanquear la sedición, el separatismo, el nepotismo y en resumen la dignidad de un pueblo histórico, no tenemos vergüenza.

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”. Georg C. Lichtenberg, científico y escritor alemán.

Andrés Hernández Martínez

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar