Opinion_Actualidad

PENSANDO EN VOZ ALTA: PENSANDO EN VOZ ALTA

PENSANDO EN VOZ ALTA

RELEVO EN LA ALCALDÍA

A la vista de lo ocurrido en el Ayuntamiento de Cartagena y en otras corporaciones, así como a nivel de distintos gobiernos autonómicos e, incluso, en el de la nación; propongo, con el único fin de ahorrar dinero público, lo siguiente: No más convocatorias para votar pues, visto que se vote lo que se vote, la decisión del pueblo al momento siguiente se pasa por el “arco del triunfo”. Será cuestión legal, más, no ética.

La forma de proceder, bajo mi punto de vista, es: Todos aquellos que se vayan a presentar a cualquier votación -alcaldía, autonomía o nacional- juntos con su cuchipanda, se reúnen y directamente se reparten los cargos y emolumentos asignados. Ya que eso es lo que hacen después de las votaciones… arrejuntarse y repartirse sillones y áreas, despreciando al que ha obtenido mayoría. ¡Ojo! que nadie me saque pecho y se lo golpee diciendo “eso es lo que yo digo”, porque, unos y otros, en algún momento, lo han hecho para posicionarse en el machito. Y con toda seguridad… volverán a hacerlo, sentémonos a la puerta de nuestra casa y lo veremos. Todos tienen porqué callar. Cuando tocamos molla sacamos pecho y somos los mejores y vamos a resolver el “sudoku” ciudadano, comunitario o nacional, correspondiente -pasa el tiempo y el rompecabezas sigue en su sitio sin resolución-. El que no ha podido palpar la chicha y ve pasar el tiempo sin que el otro haya conseguido resultados favorables lo acusa de no tener ni idea del tema, ¡si yo estuviera ahí…! Igual no se acuerda que cuando estuvo, tampoco llegó a solucionar el juego. Pero que podemos esperar si el españolito es ‘ansi’.

He seguido con el máximo interés en directo (viernes tarde, día 11, y sábado mañana, día 12) a través de las retransmisiones de “Cartagena televisión” las dos jornadas intensas cartageneras: Dimisión de la alcaldesa Ana Belén y, al día siguiente, votación y toma de posesión de la nueva regidora Noelia Arroyo. Según declaraciones e intenciones, se propone resolver problemas pendientes -algunos atufan por antiguos- como son: Paro, llegada del AVE a Cartagena, la falta de juzgado y estado del Mar Menor… entre otros. ¿Por qué tenemos que creernos que en los dos años de mandato que tiene lo va a resolver? Si sabe cómo hacerlo, tenía que haber asesorado a la anterior alcaldesa, qué, más o menos, se planteó los mismos retos cuando llegó… y ahí siguen. Me imagino que según los mandamases de turno la culpa es de otros.

Me llamó la atención que, entre abrazos, besos y parabienes en el Salón de Plenos, en la misma puerta del ayuntamiento había personas reclamando cuestiones que le eran propias y preguntando por cómo iba lo suyo. En esas condiciones, menos fiesta y más empatía con el pueblo. Pueblo que, en definitiva, es quien le paga y por lo tanto su “patrón”.

Es curiosa la formación de la corporación municipal: Movimiento Ciudadano: 8 concejales. Partido Popular: 7. No adscritos: 7. Ciudadanos: 2. Unidas Podemos y otros: 2. Grupo Mixto: 1. Tengamos en cuenta que han sido fundamentales los votos de, por lo menos, seis no adscritos.

Pregunta: ¿En que situación quedan los concejales “No adscritos”? Confieso que no está claro lo que pueden desarrollar y lo que no, lo que van a cobrar y lo que no. Estudiadas y consultadas diversas interpretaciones legales, la cuestión no está clara. Lo único que parece seguro es lo dispuesto en el párrafo 3º del artículo 73 LRBRL (Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local), concretamente, la siguiente dicción: «Los derechos económicos y políticos de los miembros no adscritos no podrán ser superiores a los que les hubiesen correspondidos de permanecer en el grupo de procedencia, y se ejercerán en la forma que determine el reglamento orgánico de cada corporación». Tenemos por delante dos años para ver que efectividad ha tenido el relevo en la alcaldía.    

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar