Opinion_Actualidad

Visones y gallinas

Y con esto poco a poco sacrificaron los más nueve mil visones, ahora mismo no se sí alguno de ellos se llamaba Scalibur, pero lo que sí se, es que a los detractores del mal trato animal parece haberles importado un pito.

Y así con tristeza se celebró el homenaje a las víctimas del COVIT-19 ¡Pero no a todas! Sólo a las oficialmente reconocidas que parecen ser menos de la mitad. A este evento si acudió Pablito, pero o su sastre se hizo un lío con las medidas a la hora de confeccionarle la chaqueta, o el prêt-à-porter no le favorece las hechuras de su prominente jorobada espalda que tanto trata de disimular con la coleta. Ni mucho menos con esto trato yo de insultar al Sr. Vicepresidente ¡Válgame el Señor! por mucho que él desee legitimar el insulto, sencillamente poner una nota de estilo, del cual dicho sea de paso, carece por completo ¡Ay, querido Arturo Fernández! Cuanto te echamos de menos, no sólo por tu elegancia, sino por haber trabajado hasta los noventa años, al contrario que “otros” del mismo oficio, sin “pillar” una subvención -todo un héroe-.

Esperemos, que no se hayan anticipado en funerales y homenajes, y que a tiempo y en forma adopten las medidas preventivas de un posible rebrote, que si lo hubiera Fernando Simón piensa que sólo habrá “uno o dos casos”.

Y así ha ido Sanchez pedir arnica a Europa, y el holandés se lo ha explicado muy claro: Menos Falcon y más bicicleta. De la reforma de las pensiones y subvenciones también se lo ha dicho y de la laboral que también hay que reformarla, pero no precisamente la que dúo Picapiedra prometió.

Ya así también están las defensoras de los animales -menos de los visones- que ya se quejaron de que los gallos violaban a las gallinas y ahora de que se montan a los caballos. Si seguimos así, gallináceas y equinos acabarán en zoológicos, pero como los zoos también quieren eliminarlos, con tanta protección acabarán con las especies.

Y con los calores del verano, quiero ser breve en este “puro de los domingos” que entre un buen vino, que aún queda en la mesa, su aroma y el del café, a la salud de SM, el Rey, me hace llevadera esta sobremesa, la que como de costumbre aproveche estas letras para enviar un fuerte abrazo a amigos y familiares.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar